domingo 23 de enero de 2022
Cursos de periodismo

Máquinas expendedoras distribuyen combustible limpio para cocinar

En Kenia, el 75% de los hogares dependen del carbón o la leña para cocinar sus comidas. Esa dependencia tiene consecuencias devastadoras: desde un estimado de 21.500 vidas perdidas anualmente debido a la contaminación del aire interior, hasta la deforestación a gran escala.

Para mejorar la salud humana y proteger lo que queda de los bosques de África, la startup keniana KOKO Networks creó un ecosistema de cocina limpia, que reemplaza el carbón vegetal, con máquinas expendedoras que distribuyen combustible sustentable para cocinar.

Los usuarios compran una cocina KOKO, con un precio USD 40, que viene con un recipiente que se puede rellenar en los cajeros automáticos KOKO de las pequeñas tiendas de Nairobi. El combustible en sí es bioetanol, elaborado a partir de desechos de la industria de procesamiento de azúcar de Kenia.

Cocinar con etanol no solo es libre de humo, también es más rápido que el carbón.

KOKO afirma que tanto sus cocinas como el combustible son más baratos que las cocinas comparables, y el carbón o el gas de petróleo.

Fundada hace tres años, KOKO ganó dos premios Financial Times Transformational Business Awards.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último