lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Un supermercado imprime en los tickets el número de la línea de ayuda contra la violencia doméstica

En Austria, el supermercado SPAR imprime en los recibos el número de la línea de ayuda contra la violencia doméstica

Exacerbada por el aislamiento y la incertidumbre económica, la violencia doméstica se disparó durante la pandemia de COVID-19. Para ayudar a las víctimas a encontrar la ayuda que necesitan, los supermercados SPAR de Austria añadieron los datos del teléfono de ayuda a los recibos impresos.

La iniciativa se puso en marcha en agosto de 2021, y se extendió a los supermercados SPAR y BILLA y a las farmacias BIPA de todo el país en noviembre y diciembre de 2021, coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Hay un antecedente: en junio de 2020 Tesco llevó a cabo una campaña similar, a raíz de los informes de que los casos de violencia doméstica en el Reino Unido habían aumentado un 20% desde el inicio del primer cierre de la pandemia en ese país.

Por qué es una buena solución

Las personas maltratadas suelen tener dificultades para conseguir el apoyo que necesitan. Añadir un número de teléfono a los recibos no es sólo una forma discreta de comunicar que hay ayuda disponible; puede hacer llegar el mensaje a millones de compradores. Es fácil, no le costará a los supermercados más que un poco de tinta y papel extra, y vale la pena incluso si hace que una sola persona escape de la violencia de pareja.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último