lunes 15 de julio de 2024
Lo mejor de los medios

Este gel ayudó a curar a ratones con cáncer cerebral

Un medicamento administrado mediante un novedoso gel curó el 100 % de los ratones con un agresivo cáncer cerebral, un resultado sorprendente que ofrece nuevas esperanzas a los pacientes diagnosticados de glioblastoma, uno de los tumores cerebrales más mortíferos y frecuentes en humanos.

«A pesar de los recientes avances tecnológicos, existe una necesidad acuciante de nuevas estrategias de tratamiento», afirma Honggang Cui, ingeniero químico y biomolecular de la Universidad Johns Hopkins que dirigió la investigación. «Creemos que este hidrogel será el futuro y complementará los tratamientos actuales contra el cáncer cerebral».

El equipo de Cui combinó un fármaco anticanceroso y un anticuerpo en una solución que se autoensambla formando un gel para rellenar los diminutos surcos que quedan tras la extirpación quirúrgica de un tumor cerebral. El gel puede llegar a zonas que la cirugía podría pasar por alto y que los fármacos actuales no alcanzan para eliminar las células cancerosas persistentes y suprimir el crecimiento tumoral.

El gel también parece desencadenar una respuesta inmunitaria que el organismo del ratón tiene dificultades para activar por sí solo en la lucha contra el glioblastoma. Cuando los investigadores volvieron a retar a los ratones supervivientes con un nuevo tumor, sus sistemas inmunitarios vencieron por sí solos al cáncer sin medicación adicional. Según los investigadores, parece que el gel no sólo repele la enfermedad, sino que ayuda a reconfigurar el sistema inmunitario para desalentar la reaparición mediante la memoria inmunológica.

Aun así, la cirugía es esencial para este tratamiento, señalaron los investigadores. La aplicación del gel directamente en el cerebro sin extirpación quirúrgica del tumor se tradujo en una tasa de supervivencia del 50 %. «Es probable que la cirugía alivie parte de esa presión y permita más tiempo para que el gel active el sistema inmunitario para combatir las células cancerosas», explica Cui.


Vía

Lo último