domingo 19 de mayo de 2024
Lo mejor de los medios

Cómo hacer un FODA: guía práctica con ejemplos

¿Quieres tomar el control de tu camino hacia el éxito? ¿Deseas potenciar tu desarrollo profesional y destacar en tu carrera? Si es así, estás en el lugar correcto. En este artículo conocerás más a fondo la matriz FODA; esa que muy posiblemente conoces desde hace años y que tal vez te invitaron a completar en alguna búsqueda laboral o un proyecto.

F.O.D.A. es el acrónimo de Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas. En algunos países se la conoce como D.A.F.O., y se trata de una herramienta estratégica que te ayudará a analizar tu situación actual, identificar tus fortalezas y debilidades, aprovechar oportunidades y afrontar las amenazas en tu camino hacia el logro de tus objetivos profesionales.

El diagrama corporativo más popular del mundo

Hace un tiempo publiqué en mis redes sociales un F.O.D.A. pensado para el desarrollo de líderes, y un seguidor, del tipo hater, comentó “eso es más viejo que la rueda, y ya no se usa en ningún lado.” Desde mi perspectiva eso es un error, porque la práctica demuestra que sigue vigente y siempre se reinventa con distintas aplicabilidades.

Considerado como el diagrama empresarial más popular del mundo por su sencillez y aplicabilidad, esta matriz fue creada en la década de 1960 por Albert Humphrey, un consultor administrativo del Instituto de Investigación de Stanford, Estados Unidos. En inglés la sigla es S.W.O.T. (de los términos Strengths, Weaknesses, Opportunities, Threats.)

En ese entonces, las empresas Fortune 500 buscaban un enfoque más efectivo para la planificación corporativa a largo plazo. Humphrey y su equipo propusieron el modelo F.O.D.A. como una forma de introducir responsabilidad y objetividad en el proceso de planificación, y desde entonces ha ganado gran popularidad.

El análisis se centró en criterios clave como productos, procesos, clientes, distribución, finanzas y administración, proporcionando un marco integral para evaluar los factores internos y externos que afectan a una organización.

Cómo se hace un F.O.D.A. profesional

Si bien su origen es de aplicación empresarial, cualquier persona que quiera identificar las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas puede aplicar el diagrama F.O.D.A.

De hecho, es muy utilizado en desarrollo personal, profesional, emprendedurismo y para los recursos humanos por su sencillez y claridad.

Por la experiencia de décadas guiando equipos de líderes, he detectado que, al introducir esta metodología en el desarrollo de carrera personal, las personas no tienen mayor dificultad en detectar sus Fortalezas y Oportunidades, aunque se suelen bloquear en las Debilidades y Amenazas.

De alguna forma, este comportamiento permite inferir que para algunos les resulta grato identificar lo bueno y el potencial que tienen, y no estarían tan abiertos a confrontar sus partes débiles, de mejora y del entorno que los pueda intimidar o desafiar.

A modo de ejemplos generales, aquí encontrarás una lista de algunas Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas para que, si lo deseas, puedas hacer tu propio esquema, y así, detectar de qué forma potenciar tu perfil profesional.

Fortalezas:

  1. Fuertes habilidades de comunicación verbal.
  2. Excelente capacidad de liderazgo.
  3. Experto en el manejo de software y tecnología de x características.
  4. Amplia experiencia en la industria.
  5. Capacidad para trabajar de manera efectiva en equipo.
  6. Habilidades sólidas de resolución de problemas.
  7. Fuerte ética laboral y compromiso.
  8. Creatividad y pensamiento innovador.
  9. Habilidades analíticas avanzadas.
  10. Capacidad para establecer y mantener relaciones profesionales.
  11. Óptima destreza en organización y gestión del tiempo.
  12. Conocimiento profundo de un campo o área específica.
  13. Flexibilidad y adaptabilidad al cambio.
  14. Capacidad para tomar decisiones informadas.
  15. Orientación al logro de metas.
  16. Alto nivel de autodisciplina y automotivación.
  17. Capacidad para trabajar bajo presión.
  18. Fuertes habilidades de negociación.
  19. Fuerte ética de trabajo y dedicación.
  20. Excelentes habilidades de presentación.
  21. Tengo una amplia red de contactos profesionales.
  22. Capacidad para aprender rápidamente nuevas habilidades.
  23. Domino varios idiomas en forma oral y escrita.
  24. Conocimiento profundo de las tendencias del mercado.
  25. Poseo habilidades de gestión de proyectos eficientes.

Oportunidades:

  1. Acceder a programas de desarrollo profesional y capacitación en su campo.
  2. Abrirme a nuevas posiciones en el campo laboral.
  3. Asociarme con profesionales influyentes en la industria.
  4. Participar en conferencias y eventos relevantes.
  5. Formar parte de programas de mentoría y tutoría.
  6. Aplicar mi experiencia en cambios que crean demanda en ciertas áreas.
  7. Soy flexible a los cambios tecnológicos que generan nuevas oportunidades laborales.
  8. Sé cómo expandir la industria en mercados internacionales.
  9. Postularme a programas de financiamiento para el desarrollo de habilidades.
  10. Participar en proyectos desafiantes y de alto perfil.
  11. Aumentar mi consciencia sobre la importancia del desarrollo profesional.
  12. Cambios regulatorios que abren nuevas áreas de especialización.
  13. Hay una demanda creciente de mis habilidades específicas en el mercado.
  14. Networking, redes de contactos profesionales que amplían mi panorama laboral.
  15. Participar de la apertura de nuevos mercados y segmentos de clientes.
  16. Aprovechar los cambios en las tendencias de consumo que favorecen ciertas habilidades que poseo y/o puedo adquirir.
  17. Colaborar con organizaciones benéficas y sin fines de lucro.
  18. Insertarme en programas de intercambio y movilidad internacional.
  19. Aprovechar la educación en línea y oportunidades de aprendizaje a distancia.
  20. Adaptarme a los cambios en la legislación que brindan oportunidades en áreas específicas.
  21. Hay más demanda de habilidades sostenibles y responsabilidad social.
  22. Participar en programas de apoyo para emprendedores y startups.
  23. Aprovechar el crecimiento económico en ciertos sectores de la industria.
  24. Forjar asociaciones con instituciones académicas y de investigación.
  25. Prestar más atención a las tendencias en la industria que generan oportunidades de crecimiento.

Debilidades:

  1. Falta de experiencia en una habilidad específica requerida en el campo.
  2. Baja confianza en la toma de decisiones difíciles.
  3. Limitado dominio de idiomas extranjeros.
  4. Falta de habilidades de presentación efectiva y hablar en público/oratoria.
  5. Dificultad para adaptarme a cambios rápidos en el entorno laboral.
  6. Baja capacidad para manejar conflictos o situaciones difíciles.
  7. Escaso conocimiento de herramientas tecnológicas relevantes.
  8. Falta de habilidades de networking y establecimiento de contactos.
  9. Limitada capacidad para trabajar en equipo o colaborar eficientemente.
  10. Carencia de una sólida red de contactos profesionales.
  11. No he desarrollado mi marca personal. Escasa visibilidad en la industria y falta de reconocimiento profesional.
  12. Baja tolerancia al estrés y presión laboral.
  13. Falta de habilidades en la gestión del tiempo y organización personal.
  14. Baja capacidad para establecer relaciones que perduren en el tiempo.
  15. No disponer de recomendaciones de personas clave de mi sector.
  16. Carencia de experiencia en la resolución de problemas complejos.
  17. Limitado conocimiento de las últimas tendencias y avances en la industria.
  18. Carencia de habilidades de liderazgo y supervisión de equipos.
  19. Baja capacidad para tomar la iniciativa y ser proactivo.
  20. Creencias de que a mi edad nadie me dará mejores oportunidades. Falta de autoconfianza.
  21. Escasa orientación hacia el aprendizaje continuo.
  22. Dificultad para manejar críticas y recibir retroalimentación constructiva.
  23. Carencia de habilidades de negociación y persuasión.
  24. Baja capacidad para manejar múltiples tareas y prioridades simultáneas.
  25. Dificultad para adaptarme a un entorno laboral multicultural o diverso.

Amenazas:

  1. Competencia intensa en el campo laboral. Creo que están más calificados que yo.
  2. Cambios tecnológicos que pueden volver obsoletas ciertas habilidades.
  3. Fluctuaciones económicas y recesiones que afectan la estabilidad laboral.
  4. Cambios en las políticas gubernamentales o regulaciones restrictivas para ciertas profesiones.
  5. Mercado laboral saturado en el área de especialización.
  6. Fusiones o adquisiciones que pueden resultar en despidos o reestructuraciones.
  7. Interrupciones o cambios drásticos en la industria que afectan el empleo.
  8. Cambios demográficos que afectan la demanda laboral.
  9. Crisis económicas y reducción de inversiones en el sector.
  10. Cambios en las preferencias de contratación de los empleadores.
  11. Limitaciones geográficas que dificultan la búsqueda de oportunidades laborales.
  12. Falta de acceso a programas de desarrollo profesional y capacitación.
  13. Evolución de los requisitos de certificación o licencia en mi área.
  14. Discriminación o prejuicios laborales basados en género, raza u otros factores.
  15. Presión para la externalización de empleos o deslocalización.
  16. Avances tecnológicos rápidos que requieren una actualización constante de habilidades.
  17. Falta de conexiones en la industria y redes profesionales.
  18. Disparidades económicas y desigualdad de ingresos que afectan mi crecimiento profesional.
  19. Gente que se sabe ‘vender’ mejor que yo.
  20. Disponibilidad limitada de financiamiento o becas para educación adicional.
  21. Alto costo de vida en ubicaciones laborales deseadas.
  22. Cambios legales o regulatorios que afectan la profesión.
  23. Escasa seguridad laboral debido a contratos o puestos temporales.
  24. Riesgos para la salud o la seguridad asociados con ciertas ocupaciones.
  25. Cambios rápidos en la industria que requieren una adaptación y aprendizaje constantes.

5 tips para que tu F.O.D.A. sea realista, potente y te motive a actuar

En los 100 ejemplos anteriores habrás podido observar cómo las áreas de Fortalezas y Oportunidades tienen un tono positivo e inspirador, en tanto que las de Debilidades y Amenazas son retadores y desafiantes.

Para un buen diagnóstico F.O.D.A. se necesita esa contundencia y claridad, con el objetivo de la toma de consciencia y la puesta en marcha de acciones de mejora. Porque de nada te servirá tener un buen diagnóstico, si luego no diseñas una estrategia con tácticas de implementación.

Haciendo un plan de acción

La sugerencia profesional es que detectes al menos 5 aspectos a mejorar de cada ámbito, incluso potenciando aún más lo que ya te sale muy bien, y escribas 3 acciones específicas en cada uno de esos aspectos.

Luego, vuélcalo en un plan de tres meses, y verás cómo, con esos 20 aspectos que irás mejorando paso a paso, tu F.O.D.A. escalará al siguiente nivel profesional, porque encararás acciones pequeñas, continuadas y disciplinadas, que te llevarán a un resultado superador en muy corto plazo.

Para terminar, aquí tienes 5 consejos para que este ejercicio de desarrollo profesional resulte valioso, útil y, sobre todo, práctico para que tu carrera se mueva en el sentido positivo que quieras darle:

1️⃣ Reflexiona y te honestidad brutal:

Toma el tiempo necesario para reflexionar sobre cada aspecto del F.O.D.A. de manera realista, honesta y sin anestesia. Cuanto más sensatez y objetividad le pongas a tu autoevaluación, más efectivo resultará el análisis. No sea cosa de que caigas en el efecto Dunning-Kruger, el sesgo cognitivo por el cual las personas con baja habilidad en una tarea sobrestiman su habilidad. Y los que son excelentes, se subestiman.

2️⃣ Considera diferentes perspectivas:

No te limites a tu propia percepción. Busca retroalimentación de colegas, mentores y personas de confianza que te conozcan bien. Te ayudará a obtener una visión más completa y objetiva de tu situación y potencial.

3️⃣ Contextualiza tus fortalezas y debilidades:

No todas las fortalezas y debilidades son igualmente relevantes en todas las situaciones. Examina cómo se relacionan tus habilidades y limitaciones con tus objetivos y el entorno laboral en el que te desenvuelves. Prioriza aquellas fortalezas que son más valiosas para tu desarrollo profesional y aborda primero las debilidades más críticas para tu crecimiento.

4️⃣ Sé concreto en las oportunidades y amenazas:

Al identificar oportunidades y amenazas, evita generalizaciones del estilo “siempre busco ser la mejor versión de mí mismo”: eso no es nada específico. Ve a lo tangible, medible y bien concreto al señalar las oportunidades que podrían beneficiarte y las amenazas que podrían obstaculizar tu progreso.

5️⃣ No te lo quieras sacar de encima:

Muchas personas no se animan a confrontarse con quien verdaderamente son como profesionales y se mienten a sí mismas. Pretenden hacer un F.O.D.A. en 20 minutos, se cuentan el cuento mental de “¡No se me ocurre nada!”, o “Es que no tengo debilidades”, y abandonan luego de escribir dos o tres cosas sueltas. No se comprometen.

Sugiero que dediques un buen tiempo a hacer el F.O.D.A. a consciencia, si es que realmente quieres mejorar. Y esa es tu elección.

De tu compromiso y responsabilidad total, dependerá el resultado que vas a obtener encarando las mejoras que hagan falta.

Daniel Colombo
Daniel Colombohttps://www.danielcolombo.com
Master Coach Internacional especializado en CEO, alta gerencia y profesionales; conferencista internacional; motivador; autor de 21 libros y comunicador profesional. Es docente del Curso Curso Cómo Hacer Prensa en Periodismo.net.

Lo último