domingo 16 de diciembre
the junket

Gary Oldman, RoboCop (2014)

Gary Oldman;Michael Keaton


Los Angeles, octubre 2013.

¿Te gustó estar nominado al Oscar?

Estuve feliz de estar nominado. Quiero decir, de todas maneras todos pensábamos que se lo iban a dar al francés. Esperaba algo así. Cuando estás en el tren estás tan seguro… disfruto con cada minuto. A todos les caés bien, te tratan bien, te dan buena comida. Pero cuando estaba en ese asiento en los Oscar, estaba tan relajado como ahora. Y pensaba: «¿Saben qué? Podría ganar esto». Podría ser algo raro. O me levanto a buscarlo o me quedo en el asiento aplaudiendo. Era un gran viaje. La experiencia: te tenés que rendir ante ella. Yo estaba en Berlín y era mi última entrevista, así que pensaba en terminar cuando vinieron a felicitarme. Estaba en esteroides.

La primera RoboCop es una sátira de la era Reagan con la policía de huelga. ¿Cómo encontrás esta película? ¿Se movió a la crítica industrial?

¿Esa era la motivación de la primera?

Sí.

¿Quién dijo eso? ¿El director dijo eso?

Sí. Y también se ve en las escenas del noticiero.

(Denle play para escuchar mientras leen la respuesta de Gary)

[audio www.periodismo.com/wp-content/subid/gary.mp3%5D

Sí, bueno, es una pregunta que mejor hay que hacérsela a José. Yo creo que… quiero decir, esta trata sobre la línea ética a medida que nos acercamos a un mundo alterno. Está pasando ahora. La primera era ciencia ficción. Esta es ciencia de los hechos, porque ahora se pueden mover piernas con robots. Vamos a poner esto en la calle. No creo que el personaje de Sam Jackson, lo que él dice, sea interesante porque somos robofóbicos. Es otra mentalidad. Tengo dos hijos que pasan mucho tiempo en la escuela, alrededor de estas cosas. Y pueden completar un juego de Playstation en 5 minutos e interactuar con la tecnología. Yo tengo que leer los manuales. Ellos instintivamente saben cómo interactuar. Yo soy de la vieja escuela: libros de aprendizaje, donde no había visuales ni interactivos. Estás condicionado, programado… yo estoy programado en cierto sentido. Yo quiero leer un libro en mis manos, pero mis hijos pueden leer o ver una película en un iPhone: yo no, porque extraño el cine: la experiencia colectiva de la sala. Pero sus mentes no funcionan así. Yo soy robofóbico. No quiero volar a Londres en un avión sin un piloto en la cabina. Mis hijos quizás no sean así ¿Confiarías en la tecnología? ¿Cómo funcionaría instintivamente?

Dijiste que tus niños son muy intuitivos. ¿Son cinéfilos?

No, pero ahora tenés cierta edad para introducirlos en ciertas cosas. Tengo una librería de películas impresionante. Puedo presentarles algunas. Pero me gusta tener los DVD, tener todo completo, como la cubierta de los álbumes. Con los pequeños cassettes, con el diseño de arte. Quiero decir, es algo que tengo y es mi propiedad. La semana que viene les mostraré Raging Bull porque ellos sólo conocen a De Niro. Cuando digo que es uno de los mejores actores del mundo me miran como diciendo: «¿De verdad?». Les tengo que mostrar Raging Bull, Taxi Driver. Así que trato de hacer que vean esas cosas. Son anti 3D.

Chicos inteligentes. ¿A vos te gusta el 3D?

No mucho. En animación puede ser.

Pero no se puede escapar a la tecnología y menos en las películas, donde juega un rol más importante, no sólo en los efectos especiales sino en los efectos por computadora. ¿Cómo ves el futuro del cine como actor?

Y… es bastante opaco. Quiero decir, mi hobby es la fotografía y uso rollos de película. Así que con la mayor parte de la gente que hablo lamentan la pérdida de lo real. Es todo 1 y 0. Todas emociones mecánicas. Un amigo me envió una fotografía en blanco y negro que tomó en la última de Woody Allen y me mostró una toma de Woody en el set: era algo tan bello. Esa era una fotografía realmente buena. La tomó en un rollo de película de 35 mm. Tiene algo que lo ves y te preguntás que es tan especial. Es la sensación que nos están sacando.

¿En qué tema te especializás en fotografía?

En pornografía.

Esa es buena.

No, empecé a tomar fotografías en el set. Lo hago: la última fueron geniales de Child 44. New Mexico es memorable sólo por el cielo enorme y el lugar abierto en el que estábamos filmando. Siempre me gustó la fotografía. Soy como un coleccionista, pero… quiero decir, podemos deshacernos del celuloide sólo porque podemos. Siempre se trata del dinero. Esta película se trata del dinero, es sobre un producto que va a la calle y me dicen que debo arreglarlo. Todo es sobre los dólares.

Podría tratarse de un estudio de Hollywood.

¡Sí! Todo se trata de tener dinero y hacerlas con cierta cantidad de dinero, filmar en veinticinco días. Para mi película sólo tenemos este dinero, hay que agregar tales cosas y tratar de tener ganancias antes de estrenarla. Es un estado de las cosas horrible.

¿Tienen un título?

Flying Horse. Estoy en la misma con Ralph Fiennes, Benedict Cumberbatch, pero nunca es suficiente.

¿Está en la etapa de desarrollo, tenés financiamiento?

Ya está escrita, pero estás buscando siempre a alguien joven porque sino no encaja en el modelo. O no encaja en nuestro modelo europeo o lo que sea. Es siempre una lucha.

Uno podría pensar que tu nombre trae el dinero.

Sí, algo. Pero ¡no tenés a Leonardo DiCaprio!

Pero está Benedict…

Pero no es Leonardo DiCaprio. No quiero faltarle el respeto a Leonardo DiCaprio: es que aparecen con cosas rídiculas para el casting. ¡Este personaje es hermoso! ¿Qué tal Tom Cruise? ¡Podría funcionar con una peluca!

 

1 comentario

Dejar un comentario