jueves 16 de agosto
the junket

Carlos Saldanha, director de Rio 2 (2014)

Connecticut, noviembre 2013.


RIO2_FullPageMag_CarlosSaldanha_WhtBG

¿Podrías contar acerca de la historia?

Esta es una continuación: ahora tienen que cuidar a los chicos. Dependiendo de sus personalidades: cómo los van a criar. Se trata del futuro y de la familiar. Así que tratan de hacer un viaje para contribuir al futuro familiar. Allí hay sorpresas porque otras especies son familiares de Jewel pero no son parte de la familia de Blu. Ya no tiene todo bajo control. Así que tratamos de asegurarnos de qué el se adapte o pelee por su familia. Por supuesto, su ideal no es vivir en la jungla, así que debe trabajar extra duro para ser aceptado por la nueva familia. Debe reclamar su familia original y ser parte de una nueva. Y Nigel vuelve para vengarse… Así que todo contribuirá a la historia principal.

Jesse Eisenberg y Anna Hathaway aceptaron volver con sus personajes.

Blu no es Blu sin Jesse. Cuando él llegó a la sesión, supimos por arte de magia que él era Blu. Él es tan inteligente, dedicado y profesional que le dio vida. Cuando volvió a leer para el personaje ya lo conocía. Así que cuando llegó ya estaba en el personaje. Él pone su corazón en el papel. Anne es tan profesional que viene con preguntas sobre qué haría su personaje en tal ocasión o situación. Así que ella estaba muy emocionada por los cambios.

¿Con qué personaje te gustaría continuar la historia?

Bueno, con las secuelas empezás con el pie derecho porque sabés qué personajes son queridos. Pero el lado negativo es que siempre querés crear algo tan único como la primera y al mismo tiempo debe ser igual o mejor.

 Vuelve el Nigel, el villano.

Nigel fue uno de mis favoritos y siempre quise desarrollarlo más. La historia no podía mucho más. Con la secuela, Nigel estuvo tan presente como Jewel y Blu. Me encantan los villanos: las historias son buenas si los villanos son fuertes. Así que siempre estuve interesado en Nigel. Lo que sucede con las películas es que vos no sabés qué personajes serán estrellas. Lo mismo sucede aquí: aunque Nigel se convierta en una estrella no le quitará el protagonismo a Blu y Jewel.

¿Está el gobierno de Brasil involucrado con la producción de la película? Ahora que viene el Mundial…

No, no lo está. Lo que sucede es que la ciudad nos tiene que permitir usar ciertas áreas para poner los afiches. Pero no están involucrados de ninguna manera. Me gusta ser independiente.

¿Podrías contar sobre el proceso de casting para los nuevos personajes?

Bueno, nos metemos con todo el proceso desde que creamos un perfil en el desarrollo de los personajes. En base a eso hablamos con nuestro director de casting en Los Angeles que nos da ciertas opciones. Luego hacemos unas pruebas y tratamos de escucharlos en otras películas y compararlo con la animación. Tenemos que emparejarlos para ver cómo se relacionan. Un proceso muy meticuloso y largo para asegurarnos de que se escuchan bien.

¿Supervisás el doblaje en cada país?

No estoy familiarizado con todo el mercado. Con La Era de Hielo (Ice Age, 2002), cada vez que íbamos a los países conocíamos a los actores locales. Hicimos cuatro, así que después de la primera era más fácil reconocerlos. Cada uno tiene su manera de aproximarse al trabajo y lo hacen bien. Internacionalmente lo que ocurre es que existre unaa industria de doblajistas locales. Así que hay un proceso en el que tratan de adecuarse. Yo estoy muy contento con el trabajo de Fox International, porque hacen un gran trabajo respetando el talento de actores que tenemos. Por ejemplo, Rodrigo Santoro está en la versión portuguesa y en la internacional. Hacemos lo que podemos, pero la mayoría no es bilingüe. Otra cosa que pasa es que cuando ves a Brad Pitt en otros países, doblado, sabés que no es Brad Pitt. Con la animación, como son dibujos animados, no podés diferenciar de donde vienen. Los personajes se convierten en parte de esa cultura. Podés ver esa película en distintos idiomas y es de cada idioma en el momento en que la ves. Estas películas integran la cultura y creo que por eso son tan queridas. Mis amigos son bilingües y siempre prefieren la versión en inglés, pero otros no, prefieren la versión portuguesa.

Algunas cosas solo los brasileños las entenderán. ¿Cómo mantenés el balance entre esas cosas que los demás no entienden?

Bueno, traté de hacer lo mismo que con la primera: ser sincero con la cultura local pero que sea para todo el mundo. Es de Brasil pero no para Brasil. Creo que se puede traducir a otras culturas. Pero a veces exploramos el mercado y el Amazonas que si sos de la región lo reconocés enseguida. Son detalles o sutilezas que atrapan la atención de los locales. El resto es para disfrute general.

 ¿Cómo fue ir a lugares que no conocés tanto como Río?

Sí, bueno, el Amazonas es vasto. Lo combiné con un Amazonas ficticio. Reconocés el color del agua, los animales, los árboles, pero al mismo tiempo tratamos de crear algo nuevo en base a hechos. La ciudad de Río no era una copia documentada, sino que el 75% era fiel y el resto estilizado.

 Blue Sky es el estudio que hace estas películas ubicadas en lugares tan disímiles. ¿Por qué?

Creo que depende de la historia. Si la idea sucede en este mundo, debe crearse ahí. La Era de Huelo transcurre en esa época. Así que los ambientes deben ser más naturales. En Río ocurre en una ciudad. Así que variamos de vez de en cuando. Es un balance. La historia tiene que ver con las locaciones. Para Río pudimos explorar las locaciones que queríamos. La esencia está ahí. Así que decidí ir a otros, lejos de Río, incluso para los brasileros, el Amazonas no es demasiado conocido. Así que es un desafío divertido. Yo nací y viví en Brasil, pero hasta ahora nunca había ido. Fue sorprendente cuán diferente era de mi imaginación. Creo que eso fue divertido.

En la primera película se trata de la extinción. ¿Ahora hay también una advertencia?

Sí, sobre el clima. Porque el Amazonas sufre de la polución de los autos, de todo tipo de peligros. La historia se trata sobre la protección del hogar. Ahora los pájaros deben preguntarse cómo lo cuidan.

¿Tu escena favorita?

Es una pregunta complicada. Mi favorita no está terminada todavía. Me encanta el momento en que Jewel es presentada a la familia. Es un momento especial porque la música tiene mucha energía y la animación se destaca. Es el momento en el que se reúne y me gusta mucho.

¿Este proceso es muy distinto al del director que se sienta en una silla? ¿Cómo mantenés el control?

Bueno, el proceso de dirección es un proceso que no es guiado por una mente sola. Mi trabajo se trata de hacer la película y mantener la integridad de la visión sobre la película. Mi misión es que eso siga su curso. Y los productores y supervisores me ayudan, es una colaboración, no hay puñaladas. A veces otros tienen mejores ideas para la lógica general y eso se implementa. Es un trabajo de quinientas personas. En las películas con personas reales es similar pero tenés que unir todo vos mismo, como un rompecabezas. Nosotros tenemos más tiempo: trabajamos como dos años y aún así no es suficiente.

¿Cuál es la dificultad de hacer una secuela? 

Hice muchas secuelas. Cuando hicimos La Era de Hielo, no tenía idea qué pasaría. Y la película fue un éxito. La gente quería más, y la secuela nos tomó por sorpresa. En esa época había muchas menos películas animadas. Cuando la audiencia quiere ver más, tenés que pensar como entregar algo nuevo. Con Río, cuando hice la película, no podía pensar en la secuela. Cuando estaba por terminar, no quería saber nada porque necesitaba que sea un éxito y descansar un poco para pensar en ello. Pero nada está asegurado hasta que te dan luz verde. Pero no fue una sorpresa.

¿Es más difícil crear animales que humanos?

Es un desafío más grande. Los humanos no deben ser muy realistas, aún en las películas animadas. Para conseguir algo realista en la forma de los ojos humanos, por ejemplo, en animación, es muy difícil. Con los animales es más fácil porque no mucha gente le habla a los animales. Además, los animales permiten que saques a la audiencia del mundo cotidiano. Ya sea con Bambi o Río. Epic (2013) hizo un gran trabajo en experiencias con humanos, pero sino prefiero ir a otros lugares. Creo que es atractivo el mundo animal. Aún las películas animadas de Pixar, los humanos están muy estilizados. No tratás de crear humanos, sino personajes. Podés hacer algo como Avatar que es muy detallado, pero en nuestro mundo no se trata de realismo.

 ¿Harías alguna película solo con humanos?

Seguro, hay una historia por ahí.

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario