jueves 13 de diciembre
the junket

Charla con Robert Patrick por Scorpion

Scorpion es la nueva serie de AXN basada en la verdadera vida del analista informático Walter O´Brien. Protagonizada por Elyes Gabel como O´Brien, la serie es sobre su grupo de trabajo, un dream de genios contratados por el gobierno a través de su enlace, el agente Cabe Gallo, interpretado por Robert Patrick. El actor conocido por ser el T-1000 de Terminator 2 y el Agente Doggett de X-Files se sentó en un mano a mano para hablar de Scorpion y de su carrera.


Scorpion, Martes a las 22:00 por AXN

En los últimos años te dieron cada vez personajes de figuras de autoridad. ¿Cómo separás este de las otros?

Porque este es un tipo que tiene corazón de verdad, es una figura trágica, perdió un hijo y sufrió. Su matrimonio se derrumbó, está dañado y además traicionó, aunque noa propósito a Walter [O’Brien] cuando era joven. Walter no confía en mí y yo intento cambiar eso. Este personaje es más humano que los otros agentes o que la gente del gobierno que me tocó interpretar. Podemos pasar más tiempo con este tipo y sabremos más de él, de las cosas que hacen que Cabe sea como es.

¿Creés que él trata de hacer las cosas bien?

Bueno, sí, de hacer lo correcto entre él y Walter. Siente que debe hacer ciertas cosas para redimirse, es un buen tipo: de verdad le importa Walter. Ama a su país, ama lo que hace para proteger a su país y lo ve a Walter como una buena herramienta para hacerlo. Si él fuera un pintor lo protegería para que pudiera hacer lo suyo. Es algo grandioso, el aspecto paternal del rol, la relación de padre e hijo, especialmente desde que Cabe perdió a su hija, no sé si lo viste…

Sí.

Perdió a su hija y es un golpe duro para él. Trata de ser un hombre mejor. Creo que de alguna manera todos lo tratan, son genios que están muy mal cuando los descubrieron Walter y Cabe. Todos nos necesitamos, somos como una familia disfuncional. ¿Me entendés?

Tu personaje es como el facilitador en eso.

Sí, soy el tipo que trata de mantenerlos a todos juntos. Pero ayudo porque tengo a Kath McPhee, su personaje está cerca del mío porque ella tiene un hijo que trata de entender y ahora que sabe que es un genio, nosotros estamos más alineados que el resto del grupo, porque yo amo a Walter y ella ama a Ralph. Tolero a todos los demás que están en el grupo, ella también porque ve los beneficios que le puede traer eso. ¿Se entiende? Espero que sí.

Sí.

Ella es como Geena Davis en A League of Their Own y yo soy como Tom Hanks.

Buena metáfora.

Gracias, señor.

¿Qué cambió en la acción en los últimos 20 años para vos? Porque hiciste muchas peliculas de ese género.

Yo trabajé en Terminator 2. Traté de hacer cosas distintas. La siguiente fue Fire in the Sky, una película muy emotiva sobre una abducción extraterrestre. Me llena de orgullo haberla hecho porque yo era un tipo promedio. Traté de no meterme en el “género” de la acción. Siempre me veo como un actor, y Terminator fue un rol, no mi carrera.

Pero fue icónico.

Sí. El rol fue más icónico que yo, el actor. El rol. El actor se ocupó haciendo otras cosas como Cop Land o Walk the Line, James Mangold el director de esas. Fire in the Sky, Striptease, quería alejarme de ser sólo un tipo de películas de acción. Hay hombres que quieren ser eso. Yo me volqué hacia el drama. Hice muchas películas de bajo presupuesto para poder vivir. Las consideraría como películas de explotación, pero aprendí haciéndolas. No estoy hablando de las que fueron directo a DVD. Aprendés mucho, porque los actores tienen que actuar y ganarse la vida. Durante esa época, llegó The Sopranos y tuve la oportunidad de hacerla. Me acuerdo porque me ofrecieron trabajar con un actor en una película y ganar mucho dinero o hacer The Sopranos…

Jugada inteligente.

Una de las cosas más inteligentes que haya hecho. Me legitimó cuando necesitaba ser legitimado, Hollywood miraba The Sopranos y se dio cuenta que ese sujeto aguantaba en su zona en The Sopranos. Me dieron otras oportunidades. Siento que mi carrera es única.

Lo es. Además fuiste el agente Doggett.

Sí, todos estaban–

Lo hiciste tan bien…

Es uno de los mejores roles que haya tenido. Amo al agente Doggett.

Lo es, es grandioso.

Pero eso fue hace tiempo, está en el pasado. Así que todo se trata del futuro. ¿Hay algo del agente Dogget y del agente Gallo? Seguro que sí. No es el mismo sujeto, es distinto. Pero todo encaja, todos los roles sirven. Yo me divierto mucho porque, si bien no es la primera vez, esta es una situación donde es “mi” rol. Mi programa. Trabajo con los demás: Elyes Gabel, Kath McPhee, estos son nuestros personajes y nuestro programa. ¿Me entendés? Se siente bien.

¿Qué opinás de Arnold como Terminator de nuevo?

Creo que Arnold es Terminator. Eso definió su carrera: lo digo como algo positivo. Estuvo en Terminator 1, 2, 3, 4 y 5. Tiene sentido. Yo no.

Si el estudio te ofreciera ser el T-1000 de nuevo…

No podría hacerlo. No podría hacerlo. Te digo por qué: ya no tengo 30 años.

Arnold tampoco…

No me comparo con Arnold. El rol que hice fue muy específico, en un momento de mi vida muy específico, cuando podía hacerlo. Las máquinas no envejecen. Ya lo hice. Nunca me lo ofrecieron, así que no puedo decirlo, pero… ¿Me entendés? Cuando el dinero habla cualquier cosa es posible: ese aspecto es importante. No sé qué habría hecho. Nunca sucedió, así que no importa. Estoy totalmente de acuerdo con Arnold haciendo esos roles para él mismo. Porque sucede que yo no estuve en la 1, estuve en la 2, ¿así que por qué habría de estar en la 5? ¿Me entendés? No tendría sentido. Además, estoy muy ocupado.

¿Además de Scorpion qué hacés?

Scorpion es todo, hombre. 10 meses fuera. Tengo Kill the Messenger en cines, ahora mismo, con Jeremy Reener, tengo 4 o 5 películas por estrenarse. Tengo una película que se estrenará en el Festival de cine de Napa Valley, The Road Within, tengo películas que hice antes de Scorpion

Muchas gracias.

Gracias a vos, Dios te bendiga.

 

 

Dejar un comentario