Interesante

La gente delgada casi nunca hace dieta

Investigadores del Laboratorio de Alimentos y Marcas (Food and Brand Lab) de la Universidad de Cornell armaron una lista de personas que hicieron algo bastante inusual en el mundo de hoy: llevaron un peso saludable durante toda su vida, fluctuando nunca más de 3 o 5 kilos, salvo en el embarazo.


El propósito del Registro Mundial de Peso Saludable (Global Healthy Weight Registry) es, en esencia, compartir los secretos para no engordar con el resto de la gente. Es sólo otra forma en que los científicos están tratando (generalmente en vano), de ayudar a frenar la epidemia de obesidad.

El Laboratorio de Alimentos y Marcas lanzó recientemente otra porción de datos de los 147 participantes inscritos. Algunas de sus respuestas son tan frustrantes como era de esperar: la mitad de ellos se pesaron a sí mismos al menos una vez por semana, todos menos el 4 por ciento respetan el desayuno, y todos menos el 10 por ciento de ellos hace ejercicio. El 42 por ciento se ejercita cinco o más veces por semana. La mayoría come siempre verduras en la cena, y afirman que el pollo es su comida favorita.

Pero aquí viene el dato sorprendente: casi la mitad (48 por ciento) afirmaron que no hacen dieta. Tres cuartas partes de ellos “rara vez” hicieron alguna dieta. Estas personas son delgadas, y han sido delgadas toda su vida, sin embargo, nunca tuvieron que someterse a ningún tipo de régimen alimentario.

Una explicación podrían ser los buenos genes. Los inscriptos en el registro de peso saludable tal vez nunca hicieron dieta porque, al ser delgados por naturaleza, nunca lo necesitaron. Aun así, eso no explicaría por qué hacen todas las otras cosas como el ejercicio, las comidas saludables, etc. Claramente se esfuerzan por mantener la figura.

En su lugar, Brian Wansink, director del Laboratorio de Alimentos y Marcas, lo reduce al hecho de que muchos de los registrantes utilizan estrategias “no restrictivas”, como prestar atención a las señales de hambre, cocinar en casa en lugar de salir a comer, y comer alimentos no procesados.

“La mayoría de las personas delgadas no emplean dietas restrictivas o regímenes de salud intensos para mantener un peso saludable”, dijo en un comunicado. “En cambio, practican hábitos sencillos como no saltearse el desayuno, y escuchar las señales internas.”

Por supuesto, comer sólo cuando se tiene hambre, y cambiar la pizza por una sopa casera es de por sí un tipo de dieta. (De hecho, de acuerdo con el comunicado, el 92 por ciento de los solicitantes de registro reportó ser “consciente de lo que comían.”)

La razón por la que muchas personas deben hacer dieta es estructural: tal vez no tienen tiempo para cocinar verduras para la cena, o no saben cómo, o simplemente eligen comer un pedazo de pastel después de una comida ya de por sí demasiado grande.

Esas personas están buscando algunas reglas estrictas de alimentación para seguir temporalmente, y las encuentran en forma de una dieta. Pero la forma en que los participantes inscritos mantienen sus esbeltas figuras, es siguiendo algunas reglas de alimentación un poco menos estrictas para casi toda su vida.

Vía