martes 18 de septiembre
Medios

Por qué los periodistas están volcándose a escribir contenidos de marketing

Los contenidos de marketing son aquellos mediante los cuales las marcas intentan alcanzar la audiencia de las publicaciones de noticias, en lugar de los convencionales avisos publicitarios. En general se trata de artículos o piezas de contenido especialmente creadas para dirigirse a un público específico.


Por ejemplo, American Express apunta sus esfuerzos de marketing dirigidos a los pequeños comerciantes creando una publicación propia llamada Open Forum, en lugar de pautar en publicaciones de negocios. El contenido del sitio está basado en artículos de negocios, que fácilmente podrían encontrarse en la revista Forbes o Inc., en cambio forman parte de la plataforma que pertenece y opera American Express.

¿Y cómo una marca como American Express logra crear sus propios artículos periodísticos? La respuesta es sencilla, contratando periodistas, escritores independientes que ponen su talento para crear contenidos, al servicio de marcas como American Express.

Y si bien el contenido de marketing existe desde mucho antes de la era de internet, sólo estaba disponible para grandes compañías que podían solventar los gastos de producir, imprimir y distribuir su propio material. La Guía Michelin, lanzada en el año 1900, que ofrecía tips para viajeros, es un excelente ejemplo.

Internet le permitió a las empresas lanzar sus contenidos con un esfuerzo mucho menor. A mediados de los 2000s se lanzaron infinidad de blogs corporativos, pero en general sólo contaban con información de los departamentos de prensa.

Pero hace muy pocos años que las compañías comenzaron a destinar grandes presupuestos  para crear sus propios contenidos. Según la consultora eMarketer, las proyecciones indican que para el 2018 se invertirán unos 8 billones de dólares en contenido de marketing.

Los periodistas que son contratados para generar contenidos para las marcas, suelen ser mejor remunerados que los que trabajan para medios de noticias. Por ejemplo, en EEUU un periodista gana en promedio entre 40.000 y 46.000 dólares al año, mientras que los trabajos freelance generando contenidos para clientes corporativos pueden llegar a sumar más de 100.000 dólares anuales.

Y si bien a veces puede haber objeciones éticas o conflictos de intereses, es un mercado que crece rápidamente, y frente a la reducción de recursos en los medios periodísticos tradicionales, los periodistas podrían no cuentar con demasiadas opciones.

Vía