miércoles 21 de noviembre
Interesante

Dos argentinos entre las 10 ideas semifinalistas que pueden cambiar la historia

Por quinto año consecutivo, HISTORY anunció a los 10 nuevos semifinalistas de la iniciativa Una Idea para Cambiar la Historia. En esta edición, nuevamente, los proyectos seleccionados por el jurado se destacan por ofrecer soluciones eficientes a problemas sociales reales, como dispositivos para facilitar la inclusión social de personas con distintos tipos de discapacidad o enfermedades, acceso a fuentes de energía sustentable, soluciones habitacionales, reciclaje y alimentación.


Facundo Noya, con su proyecto “EBERS” de Plantillas inteligentes para personas con diabetes, y María Belén di Gregorio, con su idea “Creando Luz”, de pelucas para niños en situación oncológica, son los dos semifinalistas argentinos elegidos por el jurado internacional que seleccionó a otros ocho candidatos oriundos de Guatemala, México, Ecuador, Colombia y Perú entre más de 7.900 proyectos inscritos.

Las ideas más votadas pasan a la final en la que se entregará un total de U$S 140.000 en premios que se repartirán entre las cinco mejores iniciativas de la siguiente manera: US$ 60.000 a la idea ganadora; US$ 40.000 al segundo lugar, el tercero US$ 20.000, mientras que el cuarto lugar y la mejor aplicación recibirán un reconocimiento de US$ 10.000 cada uno. Las ideas ganadoras se darán a conocer el 6 de diciembre en una ceremonia de premiación que se realizará en Bogotá, Colombia.

El jurado encargado de seleccionar a los semifinalistas estuvo compuesto por el emprendedor social argentino y fundador de RED SOLIDARIA, Juan Carr; la colombiana Diana Gaviria, Directora Ejecutiva de Connect Bogotá Región; el periodista mexicano de ciencia Iván Carrillo y el peruano Max Hidalgo, ganador de 1 Idea 2017, inventor y creador de YAWA, una turbina eólica para la generación de agua potable.

El primer proyecto argentino seleccionado por el jurado es “Ebers: Plantillas inteligentes para personas con diabetes”, creado por Facundo Noya. Ebers son plantillas inteligentes para evitar amputaciones en personas que padecen diabetes. Tienen la capacidad de detectar de forma temprana los principales factores que generan esas amputaciones y lo hace monitoreando el estado del pie mediante 15 sensores de presión, temperatura y humedad y enviando toda la información al teléfono celular. La información que genera Ebers es recolectada diariamente y enviada al médico del paciente para que este pueda llevar un mejor control y brindarle el tratamiento con toda la antelación posible, evitando las lesiones que terminan derivando en una amputación.

La detección de todas estas anomalías se hace mediante complejos algoritmos que procesan la información y determinan frente a un patrón de calibración si el pie se encuentra en riesgo, para de esta manera alertar al paciente para que controle su pie. Las plantillas también tienen la capacidad de detectar patrones a largo plazo, estudiando la progresión de zonas de riesgo para atacar con mucha antelación cualquier peligro.

La diabetes es la principal causa de amputaciones a nivel mundial, principalmente en países en vías de desarrollo. En Latinoamérica 1.5 millones de personas son amputadas cada año a causa de esta enfermedad y el 80% son prevenibles si se detectan a tiempo según la Federación Internacional de Diabetes.

El segundo proyecto argentino en camino a la final es “Creando Luz: Pelucas para niños en situación oncológica”, creado por María Belén di Gregorio. Creando Luz son pelucas lúdicas para niños en situación oncológica. Estas pelucas tratan de reparar el daño que les produce la imagen que les devuelve el espejo como consecuencia de la quimioterapia, fortaleciendo su autoestima y tratando de que el impacto de esta enfermedad los aleje lo menos posible de su lugar de niños y puedan seguir jugando y soñando.

En cuanto al impacto que han tenido estas pelucas lúdicas, en los dos años que su creadora ha estado desarrollándolas, ha recibido mensajes y pedidos de distintas partes del mundo. Su impacto, por tanto, no es solo concreto y específico, tampoco local, sino que abarca todo el mundo.

Cifras de la Organización Mundial de la Salud sostiene que el cáncer infantil, aunque poco frecuente, representa entre un 0,5% y un 4,6% de la carga total de muerte por esta enfermedad. Las tasas mundiales de incidencia oscilan entre 50 y 200 por cada millón de niños en las distintas partes del planeta.

 

Dejar un comentario