Noticias Locas

Demanda a cervecería porque la promoción Rosa lo fuerza a identificarse como mujer

Un hombre galés demandó a la cervecera británica BrewDog por una promoción de igualdad de género, que lo hizo sentir forzado a identificarse como mujer, para comprar su cerveza favorita con descuento.


En marzo de 2018, BrewDog, una cervecera con sede en Escocia, cambió la etiqueta azul de su popular Punk IPA por una rosa, y la renombró temporalmente como Pink IPA. La compañía describió el movimiento como una «parodia abierta de las campañas fallidas y polémicas que algunas marcas han intentado para atraer a las mujeres». Para que su punto de vista fuera aún más claro, BrewDog decidió ofrecer la Pink IPA con un 20% de descuento para clientes que se identificaran como mujeres durante las pocas semanas en que la cerveza estuvo disponible. Poco sabían que su intento sarcástico de llamar la atención sobre la brecha salarial de género los llevaría a los tribunales.

Thomas Bower, un hombre de 27 años de Gales, que aparentemente amaba la IPA Punk de BrewDog, estaba originalmente emocionado con la promoción de la compañía, viéndola como una oportunidad para disfrutar de la cerveza con descuento. Sin embargo, cuando fue al bar BrewDog en Cardiff y ordenó una botella de Pink IPA a 5 dólares, se le dijo que, como hombre, no era elegible para la promoción. Aun podía pedir una IPA Punk de USD 6.30, que era literalmente la misma cerveza, pero se negó.

«Después de dar vueltas protestando por esto, me sentí obligado a identificarme como mujer, y luego pude obtener la bebida por USD 5», dijo Bower. «Me quejé con la compañía, y dijeron que no era discriminación porque la diferencia de precio era parte de una campaña nacional para crear conciencia sobre la brecha salarial de género».

Bower no estaba de acuerdo con el punto de vista de BrewDog, y le hizo saber a la compañía que creía que había sido víctima de discriminación sexual, y que estaba dispuesto a demandarlos por ello. Cuando la cervecería no respondió a su mensaje, hizo exactamente eso: arrastró a Brewery a la corte de reclamos menores, citando «la discriminación directa y el incumplimiento de la Ley de Igualdad 2010».

El extraño caso judicial concluyó recientemente y, lo crean o no, el juez realmente se puso del lado de Bower, quien se representó a sí mismo en el tribunal, otorgándole USD 1.254 en daños y perjuicios. El juez de distrito Marshall Phillips argumentó que el demandante tenía que haberse sentido «humillado», y que tener que identificarse como mujer para calificar para un descuento no debe haber sido «una experiencia agradable» para él.

Thomas Bower dijo a los reporteros que donó el dinero a la fundación Young Women’s Trust, que tiene como objetivo ayudar a las mujeres a negociar mejores salarios, y a la Campaign Against Living Miserably, que administra una línea de prevención de suicidios masculinos.