14.2 C
Buenos Aires
lunes 14 de junio de 2021
Cursos de periodismo

Una plataforma que conecta propietarios de jardines con productores de verduras

Encontrar un espacio para cultivar alimentos en Londres es casi tan difícil como encontrar un lugar accesible para vivir. Las parcelas, esos pequeños jardines alquilados que no están conectados a una casa, tienen largas listas de espera que solo se hicieron más largas a medida que la gente buscaba espacios verdes durante los confinamientos por el COVID-19.

Con esta problemática en mente, Conor Gallagher, nativo de Belfast, decidió recurrir a otra fuente: propietarios dispuestos a alquilar (parte de) su jardín. Al igual que un Airbnb para huertos, AllotMe facilita que las personas accedan al espacio para cultivar sus propias frutas y verduras.

 

El funcionamiento es muy sencillo, los propietarios de viviendas establecen una tarifa de al menos 5 libras esterlinas (USD 7) por mes, de los cuales AllotMe toma una pequeña parte.

Como señaló Gallagher en una entrevista, iniciativas similares se lanzaron en el pasado, pero fracasaron porque carecían de fondos para escalar y satisfacer la demanda, y para mantener la plataforma en funcionamiento.

Mientras tanto, en el sur de Los Ángeles, Crop Swap LA está adoptando un enfoque diferente para cultivar alimentos en jardines privados. La plataforma abrió su primera microgranja en abril, y tiene planes de agregar muchas más.

Cada uno cultivará suficientes verduras para alimentar a 50 familias que se suscriban a una caja de USD 36 por semana. El plan es usar patios delanteros en vecindarios de LA sin fácil acceso a grandes supermercados. A cambio, los propietarios recibirán una parte de los productos y las ganancias.

Ambos conceptos son sencillos, pero aprovechan tendencias poderosas a medida que los consumidores buscan alimentos locales y un estilo de vida más sostenible, adoptando la jardinería como promotor de la salud mental y física, y compartiendo recursos con extraños.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último