15.4 C
Buenos Aires
domingo 19 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

Un chocolate libre de trabajo infantil y deforestación

Para crear 1 kg de granos de cacao se necesita la asombrosa cantidad de 19.928 litros de agua (con otras estimaciones que llegan hasta los 27.000 litros). Entre 2001 y 2015, el cultivo del cacao provocó la deforestación de 2.3 millones de hectáreas de selva tropical y bosques primarios.

Por otro lado, 1.56 millones de niños trabajan en la producción de cacao. Desde Costa de Marfil y Ghana hasta Perú, Ecuador y muchos otros países, la destrucción de bosques para el cacao es una triste realidad. Especialmente en África occidental, los niños terminan en las granjas de cacao, realizando trabajos peligrosos que incluyen el uso de herramientas afiladas, el trabajo de noche y la exposición a productos agroquímicos.

Si bien los fabricantes de chocolate están tratando de aliviar la carga negativa del cacao, esas mejoras no se están produciendo lo suficientemente rápido. Es por eso que QOA está tomando una ruta diferente: eliminar el cacao de la ecuación.

Sus fundadores, los hermanos Sara y Maximilan Marquart, químico e ingeniera de alimentos, analizaron la composición química del chocolate y se propusieron componer un sustituto con el mismo sabor y sensación en la boca, pero elaborado mediante la fermentación de ingredientes sostenibles, incluidos los subproductos de otros procesos de fabricación de alimentos.

QOA no tiene como objetivo reemplazar el cacao por completo, sino que se centra en proporcionar una alternativa a los productos básicos de menor calidad que se utilizan en las barras de caramelo y otros alimentos altamente procesados.

“Nos encanta el chocolate, nos encanta el cacao y nos encanta el producto que producen los pequeños agricultores de forma sostenible y justa. Solo queremos ofrecer una solución para el chocolate de mercado masivo que pueda saltear la huella de CO2 y la esclavitud infantil” dice la cofundadora Sara Marquart.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último