domingo 14 de agosto de 2022
Cursos de periodismo

Charla con Veronica West, showrunner y Stephan James, protagonista de Surface, serie de Apple TV+

Surface es un thriller psicológico de ocho episodios de la creadora Veronica West (High Fidelity) estrenado el 29 de julio por Apple TV+, seguido de un nuevo episodio semanal, todos los viernes.

Ambientada en la alta sociedad de San Francisco, Surface está protagonizada por Gugu Mbatha-Raw -también productora ejecutiva-  como Sophie, una mujer que ha sufrido una lesión traumática en la cabeza y la ha dejado con una pérdida extrema de la memoria. Su accidente se cree que es el resultado de un intento de suicidio. Mientras Sophie se embarca en una búsqueda para volver a unir las piezas de su vida con la ayuda de su esposo y amigos, comienza a preguntarse si la verdad que le dicen es o no la verdad que ella ha vivido.

Veronica West – showrunner y escritora

¿Cuál es la chispa que te encendió para contar la historia de una persona con amnesia? Porque es algo que los thrillers y las películas de suspenso hacen desde la década de 1940.

Es un motivo recurrente por una razón. Abre tantas puertas como narrador, y lo que hace a este show diferente es que la pregunta que se hace Sophie tiene que ver con ella misma. Es el lado de ella que presenta al mundo, lo que nosotros proyectamos; pero en el fondo hay secretos, pensamientos oscuros, quizás errores que cometió, emociones desordenadas, cosas que ella esconde. Cuando vemos esa vida perfecta en apariencia, cuando despierta, en el fondo su intuición le indica que hay algo raro, algo fuera de lugar, algo errado. ¿Qué no dice la gente? Esas preguntas vuelven hacia su propio personaje.

Cuando miraba el show me recordaba a Spellbound, la película de Alfred Hitchcock, por el uso de la terapia. ¿Tomaste algo de eso o usaste algo como inspiración?

Un clásico noir clásico inspiró este show, definitivamente. Las mujeres en esas películas estaban relegadas a los lugares de mujeres en peligros o femme fatale. Acá vemos un noir a través del punto de vista de una mujer, donde Sophie es la investigadora y también es la investigación. Todo lo que descubre son secretos de su propio pasado, pecados que ya había cometido, cosas que no sabía de las que era capaz. Para mí eso es una mirada moderna en el clásico film noir.

¿Dónde trazaste la línea para lidiar con este tema? Porque ella podría ser Jason Bourne, un asesino de la CIA, un alien, podría ser cualquier cosa con esa página en blanco. ¿Dónde está el límite en eso?

Para mí el tono del show es muy específico. Es un thriller moderno pero que vive en el mundo real. Lo que le pasa a Sophie nos podría pasar a cualquiera de nosotros. Creo que pensamos en la amnesia como un instrumento para contar la historia, algo de ficción, pero hay múltiples causas para esto: la experiencia traumática en el cerebro, que creemos que Sophie está experimentando. También esta otra causa, que es la psicogenética, la emoción traumática, donde el cerebro corta ciertas partes que son muy dolorosas para recordar. La pregunta sobre por qué pasa está cimentada en la realidad. Nos permite, a la audiencia, adentrarnos en la historia. Creo que eso no siempre se puede en un escenario más de fantasía.

Es interesante que estableciste la historia en San Francisco, una de las ciudades más ricas en Estados Unidos. ¿Quisiste reflejar algo de la sociedad?

Bueno, todas esas decisiones vinieron de la historia. Sophie se despierta en esta vida que es en apariencia perfecta. Tiene esta casa hermosa, el diseño del set, la locación, es sofisticado, es un escape de la realidad. Pero la vida alrededor suya, aunque parezca perfecta en la superficie, ella se da cuenta que las cosas no son lo que parecen. Es como un clóset que camina, llena de personas y ropa cara, pero se da cuenta en su interior que no es suficiente para hacerla feliz. Debe haber algo más en su vida. La respuesta a esa pregunta es lo que motiva la primera temporada.

La puesta en escena y la puesta de cámaras es muy europea. Te tomás tu tiempo para enfocarte en los actores, te enfocás en la mirada, en cómo se miran unos a otros. ¿Cómo es tu idea cuando lidiás con directores ¿”Quiero filmar esto, por favor haz esto”? ¿Qué referencias les das?

Esta historia es sobre los personajes centrales. Es un elenco pequeño porque las dinámicas complicadas entre estos personajes es algo que quisimos explorar, en especial mientras la temporada evoluciona, progresa y cambia. Sam Miller fue nuestro director del piloto y la mitad de la temporada. Trajo una intimidad, una emoción, al filmar estas escenas, que permitían conectarse emocionalmente con estos actores e historias de una manera que me entusiasmaba.

Sam usa mucho difuminado alrededor de los bordes. Hay un momento en el episodio dos donde Sophie dice que su vida está difuminada. ¿Es a propósito hacer que el escenario esté difuminado?

Sí, me encantó que hayas notado eso. Sam, en colaboración con nuestro director de fotografía, Tami Reiker, me dio esa idea usando unas lentes con cambio de inclinación para dramatizar el punto de vista de Sophie. Todo está difuminado para ella en los bordes. Ella está tratando de llegar a los confines de su mente para descubrir la verdad. Esta manera de filmar nos permitió dramatizar cómo es estar en su punto de vista, para la audiencia.

¿Planeaste más o esta es la historia de su vida y nada más?

Bueno, no puedo responder todavía, pero desde el primer episodio te puedes dar cuenta que hay capítulos en su vida que van más allá de San Francisco. Gugu interpreta a una mujer británica que viva en Estados Unidos, está hace 10 años, y no le contó a mucha gente sobre su vida. Para mí siempre fue una pregunta: ¿Por qué se fue del Reino Unido, de qué escapaba? Si hay futuros capítulos eso sería lo que se exploraría.

Algunos episodios me recordaron al comic y a la película A History Of Violence, la película de David Cronenberg con Viggo Mortensen. ¿escribiste la biografía completa de Sophie, para que podamos esperar varias temporadas?

Amo que hayas hecho esa referencia. Lo tomo como un cumplido extremo, soy una fan de Cronenberg. Creo que los secretos de Sophie están evolucionando para nosotros, como narradores, pero juzgando por la actuación de Gugu, y lo que trae a la mesa, creo que podemos explorar a profundidad lo que sucedió en su pasado, y eso me excita realmente.

¿Te sientes feliz con el resultado de ser una showrunner y tener gente a tu cargo?

Es una experiencia increíble. Fui escritora durante mucho tiempo y como escritora ves la película en tu cabeza antes que nadie. Cada escena que escribimos la estoy viendo: tengo una idea de lo que quiero que sea, escucho las voces. Pero ver cuando cobra vida, con toda esta gente increíble y talentosa, y extender el proceso con nuestros increíblemente talentosos editores, con nuestros compositores de Islandia, ver a la gente de Islandia tocar el violín para esta hermosa canción que alguien escribió para evocar emociones de tu personaje, es una experiencia que hace más que llenarte, es sorprendente, y no puedo esperar a que el mundo vea el producto final.

Stephan James – Baden

Al principio tu personaje es un poco oscuro, pero después se desarrolla como un personaje que es muy importante para la trama, sin dar spoilers. ¿Cómo construyes eso? ¿Al principio amenazador y luego no?

Sí, es exactamente así. Tuve tanta diversión construyendo al personaje. Parte de eso es medir tu actuación para saber cuánto le das a la audiencia en un determinado momento. Me gusta que sea un poco oscuro, que la gente lo cuestionara, que no se supieran sus intenciones en la serie. Ese tipo de personajes son los más fascinantes para mí para interpretar, con esa dualidad. Está la persona que la audiencia conoce y la persona que el personaje realmente es. Cuando decidís tirar atrás cualquier capa es un proceso que haces con el director, que tiene que ver con entender dónde estás en la historia. Fue realmente divertido interpretar a alguien así.

En orden para interpretar a tu personaje, con todos sus secretos y los secretos con Gugu, ¿escribiste su biografía, sus relaciones o solo en tu cabeza?

En mi cabeza, la mayor parte. Afortunadamente tenemos grandes escritores en el show, guiados por Veronica West. Gugu y todo el elenco estuvieron sorprendentes ayudando a darle vida a esta historia, no puedo tomar todo el crédito, me ayudaron mucho en todo el proceso.

¿Filmaron en orden cronológico o tuviste que viajar en el tiempo pensando en dónde estaba tu personaje, hacia atrás y hacia adelante?

Creo que la mayor parte fue en orden cronológico. Algunos episodios filmamos episodios al mismo tiempo. Pero es parte de tu trabajo entender dónde estás en la historia, cuánto dar, cuán poco dar, es un desafío que es bienvenido.

¿Cuándo encontraste tu personaje en términos de actuación? ¿En qué episodio pensaste que lo conseguiste?

No sé, eso corresponde a la audiencia decidirlo. Pero creo que cuando entras al episodio 5 o 6 la audiencia lo entiende de una manera que no había podido hacerlo antes. Obvio que cuando la temporada termina entienden mejor a todos, Sophie incluida. Así que siento que la cocción lenta es buena para este show, para que la audiencia entienda a estos personajes, esta dualidad de la que hablo existe en todos los personajes: en James, en Sophie, por supuesto. Hay artistas brillantes que encarnan esos roles para lograrlo.

Es interesante también que el show transcurra en San Francisco, una de las ciudades más ricas en Estados Unidos, pero también una de las más controversiales. ¿Cómo encajó el aspecto social en el show y en tu personaje, que tiene varias capas?

No estoy seguro si fue intencional la elección del lugar. Sabía que Veronica quería dejar en claro que Sophie y su familia venían de un pasado afluente, de la alta clase. San Francisco, siendo una de las ciudades más ricas de Estados Unidos, puedo entender por qué transcurre ahí. Pero creo que le permite a la audiencia ver otro lado de Sophie. Creo que es importante mostrar el contraste entre lo que sucede en su cabeza y la realidad en donde está parada. Así que creo que sí, es importante que el contraste sea claro.

Sebastián Tabany
Sebastián Tabany
Sebastián Tabany trabajó como crítico de cine y series en El Exprimidor (programa de FM conducido por Ari Paluch) durante 19 años. Fue colaborador de entrevistas internacionales en Viva, la revista dominical de Clarín y en el portal MSN.com Latinoamérica. También colaboró para Miradas de Cablevisión y La Nación Revista. Escribió para la revista La Cosa y fue director de la sección de espectáculos de El Economista durante 12 años. Condujo El Acomodador por el canal Volver durante tres años y concurre asiduamente a Canal 13 como especialista de cine. En 1993 escribió el libro Los Grandes Estrenos del Cine Mundial (Ed. Corregidor). Co-escribió la película “2/11 Día de los Muertos” y es guionista de “Uku – El Reino de Abajo”, largometraje peruano de animación. Escribió y dirigió “Giro de Ases” y está preparando “Subte”, producida por Pampa Films. Es también caricaturista, mago profesional y profesor de Sipalki Mu Bi Kwan con el grado de 6º dan.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último