miércoles 12 de diciembre

archivebulimia cultural

Medios

Bulimia cultural en internet: más alarmas y menos gatitos (última parte)

(Continúa de “Bulimia cultural en internet: más alarmas y menos gatitos (primera parte)”) Uno de los libros que estoy leyendo es "Stoner", de John Edward Williams. Suelo esquivar los libros de moda, pero que se haya puesto de moda un libro de 1965, llamó mi atención. En mi cotidiano navegar por la web, me topé con una nota de Julian Barnes contando el periplo que "Stoner" recorrió hasta terminar siendo "la novela que hay que leer en 2013" (habla de la versión en inglés, la versión en español llegó el año pasado) Aunque interesante, al séptimo párrafo empecé a preguntarme...
Medios

Bulimia cultural en internet: más alarmas y menos gatitos (primera parte)

(Continúa de "⏩: todos somos Zero Freitas") Digámoslo de una vez: lograr una selección eficaz de lo mejor de internet es imposible. Medios digitales, versiones digitales de medios de papel y blogs; pero también radios online, podcasts y videítos; y además redes sociales, apps, emails y mensajería/chats. ¿Quién puede lidiar con todo? Paso conectado muchas horas al día y después de varios años tengo algunos trucos y herramientas para filtrar contenido. Por eso cada vez proceso más material en menos tiempo, pero aún así paso cada vez más tiempo revisando cosas que valen la pena. Habiendo aclarado que se trata...
Medios

⏩: todos somos Zero Freitas

(Continúa de Consejos para bulímicos culturales: libros) "COLECCIONISTAS DE MÚSICA. Compramos cualquier colección. Cualquier estilo de música. Pagamos más que cualquier otro". El aviso, publicado en 2013 en la edición norteamericana de la revista Billboard, fue pagado por Zero Freitas, un empresario brasileño, y rindió sus frutos: grandes coleccionistas de todo el planeta lo contactaron para venderle sus vinilos y CDs. En la actualidad su colección, la más grande del mundo, llega a los 8 millones de vinilos y "apenas" 100.000 compact discs. A tres minutos promedio por tema y diez temas promedio por álbum, tiene 4.050.000 horas, o sea...
Medios

Consejos para bulímicos culturales: libros

(Continúa de Del zapping al bingewatching) Separar qué libros leer y cuáles no conlleva, además de un ahorro de tiempo, un ahorro de dinero. Las selección en la mesa de la librería puede ser por el autor, la tapa, el precio o referencias externas como una crítica o una recomendación. Los editores creen que las solapas son un elemento importante a la hora de concretar la compra. Pero elegir a un autor por el único pedazo de texto que no escribió no parece una decisión muy sensata. Hay que leer al autor. ¿Pero qué parte? ¿el comienzo del libro? ¿los...
Medios

Del zapping al bingewatching

(Continúa de Introducción a la Bulimia Cultural) En la infancia de la tv, con cuatro canales para ver, a nadie se le ocurría pasar de un programa a otro. Para cambiar de canal había que pararse y mover a mano una perilla. El control remoto encuentra su lugar cuando el cable superpobló la oferta de contenidos. Tener tanto para ver en el mismo instante, vivir con la sensación de perderse otra cosa, aburrirse rápido, consagró al mando a distancia. Nacía el zapping y el telespectador editaba la programación a su antojo y en tiempo real. En agosto de 1993 Oscar...
Medios

Introducción a la Bulimia Cultural

Nunca leí tanto como ahora. Nunca vi tantas horas de películas y tv. Escuché más música que cualquier otro año de mi vida. Y mucho de lo que leí, vi y escuché en este último tiempo tiene más calidad que mis consumos culturales anteriores. Es que tenemos a nuestra disposición toda la historia y la geografía de la cultura. Es demasiado fácil de obtener, diverso y barato como para resistirse. Y ese es el gran problema. ¿Los síntomas? Estar escuchando un buen disco y desear que termine para empezar a escuchar otro. Que resulte cada vez más difícil recordar dónde...