domingo 19 de noviembre
Noticias Locas

Joven de 16 años se casa con mujer de 71

Selamat Riayadi, un joven de 16 años de Sumatra del Sur, Indonesia, se casó recientemente con su novia, Rohaya, de 71 años. Aparentemente los dos están tan enamorados, que amenazaron con quitarse la vida si sus familias no les daban su bendición por la polémica unión.


No está claro cómo y cuándo se enamoraron Selamat y Rohaya, pero lo que sí sabemos es que se convirtieron en marido y mujer el pasado sábado, durante una ceremonia celebrada en la casa del líder de su pueblo, en Sumatra del Sur. La boda se llevó a cabo durante la noche, para mantener el número de visitantes en un número aceptable, porque su controversial historia de amor ya había atraído curiosos de aldeas vecinas. Aun así, cientos de personas asistieron a la especial boda.

Como se pueden imaginar, la brecha de 55 años entre los recién casados ​​no fue aceptada fácilmente, especialmente porque ninguna de sus familias vio el matrimonio como apropiado. Y mientras Selamat de alguna manera logró convencer a sus padres de darles su bendición e incluso asistir a la ceremonia, Rohaya tuvo un momento más difícil para que su familia lo apruebe. La mujer es viuda, ya estuvo casada dos veces, y tiene un hijo de 19 años, por lo que su hermano de 75 años, su pariente vivo más cercano, temía que el matrimonio avergonzara a su familia.

Selamat hizo las cosas como corresponde, y primero le preguntó al hijo de Rohaya si podía pedirle la mano en matrimonio. El joven se sorprendió, pero le dijo que podía estar de acuerdo, pero le pidió que también hablara con su líder local, un hombre llamado Kuswoyo. El hombre se sorprendió bastante por la solicitud, pero acordó casarlos, si recibían las bendiciones de sus familias, como la tradición requiere.

Por desgracia, el hermano de Rohaya, Raup, no se enteró de ello, así que los novios fueron a ver a su líder local juntos, y amenazaron con quitarse la vida si no encontraban una solución para casarse. De una forma u otra, estarían juntos, dijeron.

El hombre no tuvo más remedio que hablar con Raup, y después de explicarle la situación, y que su hermana y su amado iban en serio con el matrimonio, aceptó a regañadientes. El sábado, la pareja fue casada ​​por Kuswoyo, en su casa en Karangendah, y Raup estaba allí como testigo.

Ante los rumores de una motivación financiera para la unión, Kuwoyo contó que ambos están financieramente en desventaja, por lo que no había “factores económicos”. Al parecer, Selamat le dio a la familia de Rohaya una dote de sólo 200.000 rupias (15 dólares).

Selamat se mudó a la casa de Rohaya, y ambos están felices de haber logrado convertirse en marido y mujer.

Dejar un comentario