Se operó para parecerse a un personaje animé

Amirul Rizwan Musa, un empresario de 21 años de Malasia, ha sido recientemente objeto de un vendaval de críticas en su país por gastar miles de dólares en cirugías plásticas que lo dejaron parecido a un personaje de animé de la vida real.

Amirul, más conocido por su nombre online, Miyyo Rizone, se convirtió en el blanco de las críticas de muchos de sus compatriotas, al viralizarse el pasado fin de semana en las redes sociales las fotos que muestran su radical transformación. El hecho de que algunos medios informaran que había sido sometido a numerosos procedimientos de cirugía estética para convertirse en un muñeco Ken de la vida real, tampoco ayudó a las cosas, y ahora está pidiendo a la gente que deje de condenarlo y deshumanizarlo por sus elecciones.

En una entrevista con el periódico malayo The Harian Metro, Amirul dijo que ha estado recibiendo una oleada de comentarios maliciosos en su página de Facebook, y que la gente incluso se acercó a él en su ciudad natal de Kelantan, y lo insultó por cambiar drásticamente su apariencia. No está claro exactamente cuál es el problema con la elección de la vida del joven, pero afirma que la reacción negativa ha cobrado un alto precio en su vida, tanto emocional como financieramente.

El dueño de una línea popular de productos de belleza, Amirul Rizwan Musa, dijo que incluso algunos de sus clientes dejaron de hacer negocios con él, y lo condenaron públicamente por cambiar su apariencia. Ahora está pidiendo a la gente que comprenda su situación y deje de acusarlo, porque le está resultando muy estresante enfrentar la situación.

Amirul asegura que nunca tuvo la intención de convertirse en un muñeco Ken humano, como afirman los medios. Su transformación, en cambio, estaba destinada a cubrir las marcas dejadas por la varicela en su rostro, aunque sí admite que su amor por el anime influyó en su nueva apariencia.

“Después de contraer varicela cuando tenía 16 años, mi condición de la piel se deterioró, y mi autoestima se hundió”, dijo el joven. “Estaba obsesionado con los personajes del anime y sentía vergüenza de la manera en que lucía en ese entonces, así que decidí someterme a una cirugía plástica para aumentar mi confianza”.

Al parecer, Musa ha sufrido varios procedimientos desde 2014, en que fue capaz de financiarlos después de ganar un concurso de belleza online. Algunas fuentes afirman que hasta el momento ha gastado alrededor de USD 46,500 en cirugía plástica, pero el monto aún no ha sido confirmado.

“Gané el concurso online Ulzzang Asia en 2012 y decidí hacerme una cirugía plástica cuando me ofrecieron convertirme en modelo, después de la victoria”, dijo Amirul. Desde entonces ha estado haciendo trabajos de modelado, así como construyendo su negocio de productos de belleza.

“Algunos miembros de mi familia me han criticado, incluyendo a mis hermanos, pero mis padres me han aceptado como soy, independientemente de lo que he hecho en mi cara”, dice el hombre, pidiendo a la gente que haga lo mismo en lugar de criticarlo online.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *