viernes 16 de noviembre
Noticias Locas

¿Pasarías la noche en un hotel terrorífico plagado de payasos?

Si está buscando desafíos para probar tu coraje, pasar la noche en el Clown Motel de Tonomah en medio del Desierto de Nevada, tal vez sea el indicado. El motel no solo está plagado de payasos sonrientes, sino que justo al lado tiene un cementerio abandonado.


600x450xClown-Motel-Tonopah4-600x450.jpg.pagespeed.ic.71WyvleF0Z

Un hotel temático de payasos en medio del desierto suena a guión para película clásica de terror, pero el Clown Motel existe en la vida real. Desde hace décadas alberga camioneros, viajeros extenuados y turistas que atraviesan el desierto de Nevada. Claro que aquellos que sufren de fobia a los payasos se mantienen bien alejados, aunque ello implique manejar cientos de kilómetros hasta el próximo pueblo.

600x385xClown-Motel-Tonopah3-600x385.jpg.pagespeed.ic.-ZEZ_4cE2I

El cartel luminoso de la entrada con un payaso sonriente funciona más como advertencia que como invitación para pasar la noche, pero todo empeora cuando se ingresa al establecimiento. La oficina está decorada con cientos de payasos de diferentes tamaños, y las paredes están revestidas con retratos.

600x900x16024146250_01f55f670d_k-600x900.jpg.pagespeed.ic.BiqD-iUq4d

El único consuelo es que no hay payasos de verdad en el hotel, pero los cuartos también están decorados con el mismo tema, y los retratos payasescos están presentes junto a cada cama.

Considerando lo espeluznante del lugar, no es sorpresa que los huéspedes no puedan conciliar el sueño. Bob Perchetti, dueño del motel, cuenta que a menudo los huéspedes le piden sacar los retratos de arriba de la cama, o al menos cubrirlos.

600x600xTonopah-Cemetery-600x600.jpg.pagespeed.ic.3hmXyM5Jg7

Una vez un huésped le dijo que se había despertado en mitad de la noche y que había visto un payaso tamaño real junto a su cama. Se restregó los ojos pensando que estaba alucinando, pero el payaso seguía ahí. Y unos segundos más tarde, desapareció de su vista. Tal vez estaba sugestionado con el tema, o tal vez no…

 

Dejar un comentario