Noticias Locas

Mata a su madre dos días después de cumplir 30 años de condena

En octubre de 1984, Steven Pratt (que tenía en ese momento 15 años de edad) mató a tiros a un hombre en su ciudad natal en Nueva Jersey. Fue juzgado como adulto por el asesinato, y comenzó a cumplir su condena de 30 años en una prisión de máxima seguridad.


Treinta años más tarde, se esperaba que Steven iniciara una nueva vida, mientras se dirigía hacia su hogar en donde su familia lo esperaba con una fiesta de bienvenida.

Las cosas podrían haber sido diferentes, pero su historia se repitió muy pronto. Gwendolyn Pratt, de 64 años, fue asesinada por su hijo dos días después de salir de la cárcel.

La policía la encontró muerta con lesiones en la cabeza, y Steven fue acusado. Según los informes, Steven le dijo al juez: “He fracasado” y añadió: “No quiero un juicio. Soy culpable.’

Steven se declaró culpable de homicidio oficialmente esta semana, y se espera que sea condenado a 25 años de prisión.

Según un informe de 2014 de la Oficina de Estadísticas de Justicia, el 77 por ciento de los presos liberados fueron detenidos por un nuevo delito dentro de los cinco años.

Pero el momento del crimen, de Steven está siendo considerado una anomalía y ha llevado a muchos a preguntarse si se vio afectado por ser encerrado tan joven.

Ronald Gruen, un psicólogo que evalúa delincuentes juveniles desde hace décadas, le dijo a la prensa de Atlantic City: “Si alguien pasó 30 años en prisión en el sistema de adultos, no puede esperarse que sea un encanto de persona. Probablemente sea un individuo muy enojado, muy paranoico, y muy molesto con el mundo”.