martes 17 de julio
Noticias Locas

Regresa a su hogar 7 meses después de haber sido cremado por su familia

Una familia tailandesa recibió el susto de sus vidas, cuando el hombre al que habían incinerado 7 meses antes, apareció casualmente por la puerta como si nada hubiera pasado.


Sakorn Sacheewa, de 44 años de la provincia tailandesa de Si Ka Ket, regresó a casa después de dos años trabajando en un barco de pesca, en una parte diferente del país. No había contactado ni una sola vez a su familia durante ese tiempo, por lo que realmente no esperaba la más cálida de las recepciones, pero tampoco se le pasó por la cabeza ser tratado como un fantasma. Pero exactamente así reaccionó su familia cuando entró por la puerta el 17 de diciembre, tocándolo para asegurarse de que era real. Más tarde descubrió que para ellos había estado muerto durante 7 meses.

En mayo, la policía contactó a la familia de Sakorn en Nang Loeng, donde trabajaba, y les notificó que había muerto de un trastorno digestivo. Se les pidió que se identificaran y recogieran el cadáver. Viajaron al distrito Phra Nakhon de Bangkok, donde recibieron un certificado de defunción, y luego fueron a recoger el cuerpo a la Facultad de Medicina del Hospital Vajira de la Universidad Navamindradhiraj.

El cadáver hinchado que se mostró a la familia era difícil de identificar, pero uno de los primos de Sakorn, Nakornchai Pimklang, de 33 años, notó que los dientes del cadáver no coincidían con los de Sakorn, a quien le faltaban dos dientes frontales. Él mencionó esto a un oficial, quien instruyó a la familia para que simplemente recogiera el cuerpo. Lo hicieron, llevándoselo a casa, donde celebraron ritos religiosos durante tres días, antes de incinerarlo.

Mientras tanto, el verdadero Sakorn Sacheewa estaba sano y salvo, trabajando en Nang Loeng, como lo había hecho durante los últimos dos años. Hace un par de semanas, decidió dejar su trabajo y regresar a casa, sin saber qué tan sorprendente sería su regreso para su familia.

Después de escuchar la historia de su muerte, Sakorn dijo que, en un momento dado, un compañero de trabajo de Myanmar le robó su tarjeta de identificación y desapareció, pero simplemente informó que faltaba, y las autoridades locales le emitieron una nueva. Nunca imaginó que alguien usaría su tarjeta robada para hacerse pasar por él.

La principal preocupación de Sakorn Sacheewa en este momento, es ser resucitado por la Oficina de Administración de Registro, que lo declaró oficialmente muerto hace 7 meses, basado en su certificado de defunción.

Pero hay un problema para que la policía lo resuelva ahora: descubrir quién fue el hombre incinerado en el lugar de Sakorn. Esperan develar esto mediante el análisis de las reliquias óseas que quedan de la cremación.

 

Dejar un comentario