lunes 20 de agosto
Interesante

Un archivo musical online con más de 10.000 grabaciones “prehistóricas”

Antes de los acetatos, los vinilos y los cassettes, las grabaciones musicales se realizaban sobre cilindros de fonógrafo, un soporte que dejó de usarse en 1910, con la aparición de los discos de gramófono. La Universidad de California (UCSB) digitalizó gran parte de su colección de grabaciones en este formato, y las ofrece en forma gratuita para descargar o escuchar.


Ideados por Edison, los cilindros de fonógrafo estaban grabados sobre cera, y su superficie se desgastaba a medida que se iban escuchando repetidas veces. El trabajo de la universidad permite conservar para la posteridad más de 10.000 grabaciones correspondientes a finales del siglo XIX y principios del XX.

En el archivo de la UCSB puede encontrarse de todo, desde Jazz a música centroeuropea, polkas, valses y hasta chistes de la época, y a través de la página web es posible acceder a la escucha en streaming o descarga de los archivos.

Los audios pueden buscarse por autor, género, año y otros filtros. Además, ofrecen una sección especial con varias listas de reproducción temáticas que van desde música tradicional de varios lugares del mundo, hasta registros de programas de radio, conversaciones y grabaciones de campo.

El sitio también incluye la colección de la biblioteca de más de 650 Grabaciones Vernáculas de Cilindros de Cera, que en 2015 fueron seleccionadas para formar parte del Registro Nacional de Grabación de la Biblioteca del Congreso de EEUU. Estas grabaciones personales, también conocidas como grabaciones caseras de cera, fueron hechas por personas comunes en el hogar, no por compañías discográficas o investigadores de campo, y captaron el espíritu inicial de la interacción del público con la tecnología de grabación.

Aunque se ha digitalizado una gran parte de la colección (más de 10.000 grabaciones), todavía queda mucho por hacer, y la Universidad incluso tiene un programa denominado “Adopt a Cylinder”, para los que quieran contribuyan a la conservación, restauración y digitalización de nuevos temas.

 

Dejar un comentario