Interesante

Los padres intentan influir en el gusto musical de sus hijos, pero las madres tienen más éxito, según un nuevo estudio

De acuerdo con un nuevo estudio del servicio global de streaming Deezer, es posible influir en el gusto musical de un niño. Al parecer existe un “periodo crítico” antes de los diez años para dar forma al gusto musical de un niño.


Deezer combinó una encuesta de 2.000 padres británicos con niños menores de 18 años, con una investigación del Dr. Hauke ​​Egermann del Departamento de Música de la Universidad de York. Los resultados exploran la edad en que los padres pueden tener mayor influencia en la relación futura de sus hijos con la música.

Según la encuesta, casi tres cuartos de los padres (72%) han intentado activamente que sus hijos disfruten de sus propias canciones favoritas, y que los padres (78%) son más propensos que las madres (69%) a tratar de moldear el gusto de sus hijos en música. Sin embargo, las mamás reportan una respuesta más positiva, con el 38% de los que informaron que a sus hijos les encantó la música que compartían, en comparación con el 30% de los papás.

Cuatro quintas partes de los encuestados (79%) informaron que sus hijos reaccionaron de manera más positiva al escuchar música nueva antes de cumplir los diez años. La revisión realizada por el Dr. Egermann respalda estos hallazgos, y muestra que la edad principal para influir en las preferencias musicales futuras de un niño es entre los ocho y los diez años. En contraste, ¡solo el 10% de los padres reportaron reacciones positivas de sus hijos adolescentes cuando compartieron su música favorita con ellos!

La investigación sugiere que tener un amplio gusto por los géneros musicales es importante para la socialización y la amistad, con personas que comparten preferencias musicales similares con mayor probabilidad de vincularse. Nueve de cada diez (90%) de los padres consideran importante que su hijo escuche una gran variedad de música desde una edad temprana. Más de la mitad de los encuestados (57%) revelan que han compartido una variedad de géneros musicales con sus hijos en un esfuerzo por educarlos sobre los estilos musicales disponibles, mientras que el 32% les han compartido música que consideran culturalmente importante.

La música también es importante para la vinculación entre los padres y sus hijos. La mitad de los padres (51%) informan que han compartido música que les recuerda su propia infancia, mientras que el 49% ha llevado a sus hijos a un evento de música en vivo como un concierto o festival para crear recuerdos compartidos. Para algunas familias, compartir música en vivo ofrece la oportunidad de vincularse con la representación de un artista que les gusta a los padres (15%), mientras que para otros (16%) es una oportunidad para educar a sus hijos sobre un género particular de música.

Según la encuesta, los padres utilizan una variedad de tácticas para influir en los gustos musicales de sus hijos. Esto incluye escuchar canciones en el auto “porque no pueden escapar”, o bailar para hacer que las canciones sean más divertidas. El pop fue el género más fácil para los niños (95% de reacción positiva), seguido del dance (88%), rock (88%) y hip hop (86%). Desafortunadamente para los fanáticos del heavy metal que influyen en sus hijos para que prefieran este género, es probable que sea una lucha, ya que el 30% de los padres reportan reacciones negativas.

Para celebrar estos hallazgos, los editores de Deezer han creado una lista de reproducción que presenta pistas clásicas de una amplia gama de géneros musicales para brindar a los padres un punto de inicio invaluable para disfrutar de algunas de las canciones más icónicas de la historia de la música. Podés acceder a la lista de reproducción “Canciones para la infancia” aquí.

Vía