Noticias Locas

Cuida a más de 750 perros abandonados

Sasha Pesic se volvió famoso en 2015, cuando un video de él cayendo acrobáticamente al pie de un puente para rescatar a un cachorro varado se volvió viral en las redes sociales, obteniendo más de 63 millones de visitas solo en Facebook. Nadie fuera de Serbia, o más precisamente fuera de su ciudad natal de Nis, realmente sabía quién era, o que tenía cientos de perros bajo su cuidado. Desde que rescató a unos cachorros abandonados hace más de una década, Pesic ha dedicado su vida a acoger perros abandonados y cuidarlos.


Sasha se ha llevado alrededor de 1.200 caninos de las calles de Nis, más de 400 de los cuales han sido adoptados por personas de todo el mundo, pero todavía tiene más de 750 bajo su cuidado, y necesita toda la ayuda que pueda obtener.

Solo la comida para 750 perros le cuesta a Sasha alrededor de 10.000 euros al mes, sin mencionar otros miles en atención veterinaria, trabajadores remunerados y el mantenimiento de su refugio. Se las arregla con donaciones, la mayoría de ellas de personas fuera de Serbia, porque sus compatriotas aparentemente no están dispuestos a ayudar. De hecho, muchos están haciendo las cosas aún más difíciles al abandonar perros cerca de su refugio, sabiendo que no tiene el corazón para dejarlos morir de hambre.

«La gente suele venir a dejar perros no deseados, rara vez vienen a cuidar a uno de los perros en el refugio», dijo Sasha. “Los dejan cerca del manicomio, durante la noche, para no ser vistos. Los perros son seres vivos y creo que deberían ser tratados mejor, pero así son las cosas aquí. He pedido ayuda muchas veces y siempre es necesaria, pero simplemente nuestra gente no le presta atención a lo que hago».

Afortunadamente, el amante de los animales ha encontrado apoyo fuera de Serbia. Muchas personas de ideas afines de todo el mundo le donan dinero todos los meses, además de ayudarlo a encontrar hogares definitivos para sus queridos caninos. A través de una campaña en Patreon, Sasha está tratando de obtener suficientes donaciones mensuales para apoyar su refugio, y aunque todavía no ha alcanzado su objetivo, está en el camino de lograrlo.

Sasha fundó su refugio canino en un antiguo club ecuestre, en tierras municipales, pero en lugar de obtener ayuda de las autoridades locales en Nis, todo lo que consiguió fueron amenazas de desalojo. Afortunadamente, una petición firmada por miles de personas hizo que las autoridades retrocedieran, y aunque el asunto no se resuelve en forma permanente, Pesic agradece que sus perros todavía tengan un hogar. El refugio está abarrotado, como el propio Sasha admite, pero por ahora, no tiene una mejor alternativa.

Muchas personas tienen problemas para cuidar a un solo perro, por lo que cuidar a 750 de ellos parece casi imposible. Aun así, Sasha Pesic dice que conoce a cada uno de sus perros por su nombre, y no ama nada más que cuidarlos y hacer que se olviden del trauma de ser abandonados y vivir en la calle.

Sasha aún está muy lejos de realizar su sueño, pero después de una lucha de una década, tiene la admiración de miles en todo el mundo y, lo más importante, la gratitud y el amor de los caninos que ha rescatado durante ese tiempo.