14.3 C
Buenos Aires
martes 20 de octubre de 2020
Periodismo . com

Abandona su matrimonio de la vida real para buscar romance en videojuegos

Kelly Sexton tenía 37 años cuando comenzó a jugar Second Life, un juego de simulación online donde los jugadores personalizan sus avatares y viven sus fantasías. La mujer sufría de fibromialgia, EM y trastorno de ataque no epiléptico (NEAD), y Second Life demostró ser un bienvenido escape de los problemas de la vida cotidiana. En ese momento estaba casada y tenía cuatro hijos, por lo que nunca consideró la idea de enamorarse de un extraño y comenzar una nueva vida, aunque fuera en la red. Pero eso es exactamente lo que pasó.

En la víspera del año nuevo de 2016, el avatar de Kelly, Selena, fue abordado por un avatar masculino alto, de cabello oscuro y musculoso que comenzó a bailar pole delante de ella. Ella lo encontró muy divertido, así que comenzó a coquetear con él.

«No llevaba mucho: calzoncillos, alas de ángel y gafas de sol», recordó recientemente la mujer de 41 años. “Luego comenzó a bailar delante de mí y fue muy divertido. Solo pensé ‘wow, se ve interesante’, y empecé a flirtear con él».

El misterioso avatar, llamado Staticmuse, luego invitó a Selena a salir, lo que los llevó a pasar horas en un parque de diversiones virtual. En los siguientes días, Kelly pasaría hasta 20 horas al día frente a la computadora, hablando con Nick Von Asten, el hombre estadounidense que controlaba a Staticmuse en el juego. Ella le dijo desde el principio que estaba casada y que no estaba interesada en una relación, pero también le reveló que su matrimonio no era feliz. Sin embargo, los dos acordaron que podrían seguir siendo novios en Second Life.

Cuanto más tiempo pasaba con Von Asten en Second Life, más se daba cuenta Kelly de lo infeliz que era en su vida real, particularmente en su matrimonio, por lo que solo unos días después de comenzar su romance virtual, admitió a su esposo que no era feliz en su matrimonio, y que no lo había sido en mucho tiempo. Para su alivio, él sintió lo mismo, por lo que acordaron ir por caminos separados.

A pesar de no haberse visto nunca, Kelly Sexton y Nick Von Asten se declararon amor después de solo 10 días de citas en Second Life. Al principio, Kelly estaba preocupada de que estuviera siendo víctima de un engaño, después de todo, era 10 años mayor que Von Asten y también discapacitada, por lo que tomó todo con pinzas. Pero luego Nick le envió una foto de sí mismo en la vida real, y ella lo encontró «absolutamente hermoso». Saltaron a una videollamada y en el momento en que vio la mirada en los ojos de Nick supo que «era solo amor».

El 25 de febrero de 2017, Serena y Staticmuse se casaron en Second Life, en una ceremonia a la que asistieron amigos virtuales de todo el mundo. El propio Staticmuse construyó pieza por pieza la capilla virtual en la que se casaron. Luego tuvieron una vida virtual completa, armaron una casa digital e incluso tuvieron un embarazo virtual que resultó en un bebé virtual.

En diciembre de 2017, Kelly voló a los Estados Unidos para pasar una semana con Von Asten en la vida real, y en el momento en que la saludó con «¡hola cariño!» en el aeropuerto sabía que había encontrado la «pieza faltante». En los meses que siguieron, Nick viajó al Reino Unido para conocer a los hijos de Kelly, y aparentemente «lo amaron». Incluso se lleva bien con su ex marido…

En diciembre del año pasado, Kelly y Nick se casaron en la vida real, y aseguran que viven juntos un cuento de hadas. No pasan más tiempo en Second Life, ya que sus seres en la vida real son mucho más interesantes, pero dicen que eventualmente quieren volver allí.

“Cuando lo vi por primera vez, sentí que mi alma había encontrado a su pareja, mi pieza faltante. Es una historia perfecta con un final perfecto”, describe Kelly su historia de amor única.

Contenido Premium

Lo último