lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Charla con Marcus Lemonis de El Socio por History Channel

Marcus Lemonis es un empresario cuya serie, El Socio, convierte en realidad los sueños de emprendedores y ayuda a reflotar a distintas compañías que afrontan situaciones complicadas o que están al punto de la quiebra. En esta temporada, la 8, la serie recorre las dificultades de los negocios bajo el contexto de la pandemia.

En cada episodio de una hora de El Socio, Lemonis hace una oferta que es imposible de rechazar: su dinero por una parte del negocio y un porcentaje de las ganancias. Y una vez dentro de estas compañías, hará casi cualquier cosa para salvar el negocio y obtener ganancias; incluso si eso significa despedir al presidente, promover al secretario o hacer el trabajo él mismo. 

La temporada 8 de El Socio se transmite todos los míercoles las 22:50 (ARG/CHI) por History

¿Cómo elegís la empresa en la que vas a invertir o que va a aparecer en el programa?

Creo que lo que yo hago es tratar de encontrar oportunidades para enseñar una lección y que otros empresarios o empresarias puedan comprender qué tienen que hacer o no hacer para tener éxito. Creo que a lo largo de los años hemos luchado para contar cada una de las historias que hay allí afuera. Hemos visto varios problemas en las diferentes historias que aparecieron con diferentes ángulos, ya sea problemas en la sociedad empresarial o una mala relación. Y la idea es que la gente pueda realmente dar darse cuenta de que hay algo para aprender aquí.

¿Cuántas empresas salvaste y cuánto dinero has invertido?

Bueno, yo invertí más de lo que debería. Empecemos con eso, mucho más de lo que debería. Creo que desde el principio de la serie, y con History fuimos socios durante los ocho años que existe, yo diría unos 70 millones de dólares. Hay días que me levanto y me rasco la cabeza y digo si estuve bien en hacer todos estos tratos, pero creo que lo importante, como una persona de los negocios, ya sea un dueño o alguien que quiere ser dueño, es que no todas las decisiones que uno tome van a funcionar. Y está bien para mí que la gente vea cuando las cosas no funcionan. Cuando yo fallo, cuando yo me equivoco y cuando las cosas salen bien. Mi definición de éxito realmente no es puramente económica. Entonces que el negocio vaya creciendo y que la gente que es dueña de esos negocios vaya creciendo es igualmente de importante para mí que ninguna otra cosa. Pero sí hemos tenido unas grandes ganancias. Eso seguro.

La pandemia redefinió todo lo que conocemos por las dudas. ¿Cómo pensás que afectó el aspecto comercial? ¿Tenés algún consejo para darnos?

La pandemia afectó a empresas en todo el mundo y desafortunadamente cuanto más pequeño el negocio, peor el impacto, por los recursos limitados. Pero, estoy contento de decirles que, por otro lado, más recientemente les fue muy bien a los negocios más chiquitos, porque la gente está volviendo, como que los consumidores tienen otra mentalidad respecto de a quién le quieren comprar. Creo que lo más importante es que si uno es dueño de un negocio hoy, de una empresa, todo lo que nos enseñó la pandemia es que hay que tener una muy buena tecnología, no importa cuán chica sea. Porque si tenés una florería, una bicicletería, una panadería, o sos plomero, lo que sea, tenés que tener la manera para que los consumidores puedan comunicarse con vos, no solo se basa en el cara a cara. Así aprendimos sobre el delivery o entregas, el contacto y relaciones remotas, envíos, el contacto por internet. Y creo que esto de alguna manera nos ha hecho a todos nosotros y a nosotras mejorar. Si bien, por supuesto, la pandemia fue muy dura y se perdieron muchas vidas. 

¿Qué negocio es más rentable? ¿Qué caso de éxito te acordás? ¿Y cuáles te gustaría olvidarte?

Bueno, probablemente las mismas que ustedes ven siempre en el programa. Creo que el primer episodio en History de la nueva temporada fue la semana pasada, se lanzó el primero la semana pasada, y me imagino que fue el de la pizzería. No sé, no estoy seguro si fue el de la pizzería. Peero como dueños de una empresa o como consumidores, sabemos qué negocios probablemente funcionan y cuáles no. Y tiene que ver con la gente con la que estamos lidiando. En el episodio estreno, la verdad, como que no eran las mejores condiciones. Entonces esos son los tipos de negocios en los que se invierte y estos son aquellos negocios en los que no se invierte. Tenemos esa diferencia, ¿no? Entonces a mí me gusta estar ahí. De alguna manera, mostrando qué es lo que se puede hacer y determinando cuál es ese tipo de negocio. Y algo que me parece muy importante es el tema de la integridad. No necesariamente entiendan cada parte del negocio, pero operan con una buena conciencia, tienen buena moral, tienen buenas decisiones, tratan bien a los empleados, tratan bien a los clientes. Pero cuando eso no sucede, podés poner todo tu dinero en una mesa de black jack que ya les digo que eso no va a funcionar. El beneficio que tienen ustedes como espectadores es que pueden verlo de otra manera también. Ustedes lo perciben de otra manera. Yo la verdad es que a veces lo que me pasa es que estoy en la línea de fuego.

¿Qué es lo que tiene de bueno la temporada 8?

Creo que lo que yo traté de hacer diferente en la temporada 8 es realmente entender que las empresas no necesariamente necesitan dinero para resolver sus problemas. A veces necesitan disciplina, a veces estructura. Y yo me di cuenta que muchas veces me quemé al decidir las cosas demasiado rápido. Entonces, en este caso en la temporada 8, tanto para mí como para el resto, trato de ir despacio. Al movernos más despacio podemos llegar a tener mejores resultados y eso se va a ver en esta temporada.

También estás trabajando en la temporada 9, ¿no? ¿Qué esperamos para la temporada 9?

Marcus Lemonis: Bueno, pusimos a la serie en una pausa, de hecho no estamos trabajando en la 9. Ahora estoy trabajando en otro programa sobre la renovación de los hogares para que la gente entienda que el negocio en el hogar es más importante que el negocio por empresa. Lo que hicimos fue ponerle una pausa a la temporada 9.

¿Cómo ves la nueva tendencia de NFT y criptomonedas? ¿Pensás que es una tendencia o es algo que estarías dispuesto a invertir, quizás en algo que no ha sido probado?

Bueno, si pensamos en unas décadas atrás no creíamos que podríamos tener esta conversación como la que estamos teniendo ahora. Y creo que las posibilidades en el mundo son enormes. Los NFT son un concepto difícil para la mayoría de los empresarios de entender. Pero si tienen un activo, cierta tecnología y creen que pueden explotarlo o monetizarlo legalmente en una diferente manera, entonces en ese caso no habría problema en hacer una investigación y tratar de comprender, ya sea el negocio de break and more o de cadena de suministro, lo podría usar. En términos de aceptar Bitcoin, yo los empecé a aceptar en algunos de mis negocios, pero lo que yo diría es que salgan del negocio de aceptarlos y que trabajen con plataformas que les permitan intercambiarlos. Cuando entramos a un negocio, usamos una tarjeta de crédito y usamos un procesador de tarjetas de crédito, lo que significa que no estamos especulando ni asumiendo ningún riesgo asociado con el crédito. Quiero decir, como en la criptomoneda de la misma cosa, deberías pensar en la criptomoneda como una forma de pago para cada negocio en el mundo. Pero debe asociarse con un procesador respetado y bien asegurado para que no esté en el negocio de aceptarlo en su pequeña empresa hoy y luego jugar esta montaña rusa de valores que suben y bajan. No creo que las pequeñas empresas puedan darse el lujo de correr ese riesgo, pero deberían hacer lo que pide el cliente, que es ser más abierto a las diferentes monedas.

¿Cómo ha cambiado la dinámica con las personas a las que estás dispuesto a ayudar? Sos muy famoso. La gente te conoce. 

En primer lugar, creo que es una excelente pregunta. Realmente lo es. Sabes, durante los nueve años que hemos estado haciendo el programa, creo que lo que ha cambiado más que nada es la expectativa que tiene la gente. Y sabes, vivimos en este mundo donde los mejores emprendedores, los mejores empresarios, las mejores personas son personas que se despiertan todos los días y trabajan por cada cosa que tienen. Y he notado que en los últimos años, hay ciertas personas que esperan que algo suceda sin esforzarse. Y estoy aquí para decirles que, ya sea en mi programa o en la realidad, mi expectativa es que la gente ponga el esfuerzo, que ponga el tiempo, que asuman el riesgo y hagan el trabajo. Y eso lo ha cambiado. Y pensar en una nota positiva y lo más importante es que estoy muy orgulloso de lo que este programa ha hecho por los jóvenes, particularmente en las escuelas primarias, secundarias y universidades, donde pueden aprender una lección de la vida real, no solo sobre los negocios, sino también sobre cómo funcionan las relaciones en la vida Y si realmente miras la serie durante el período en que History la ha tenido, se trata más de relaciones con las personas que de dólares y centavos. Por supuesto, el dinero es una parte de ello. Pero si no puedes trabajar con personas en las que no puedes confiar o no puedes hacer ciertas cosas, entonces eso es un problema. Y me he sentido más inspirado por las experiencias positivas que he tenido con la gente que perturbado por las experiencias negativas. Y animo a todos a que lo vean de la misma manera.

¿Has aprendido algo de todos los negocios con los que has tratado en la serie que has podido aplicar en el tuyo?

Sí, he aprendido mucho sobre mí mismo. Ya sabes, ha sido una década difícil porque ha habido situaciones en las que me he quemado bastante y me culpo a mí mismo. Pero ha habido otras situaciones en las que invertí en personas de las que tenía pocas expectativas y me sorprendieron. Realmente se desempeñaron a un nivel superior. Y creo que lo que aprendí más que nada es que tienes que conocer a alguien más de lo que crees para entender de lo que es capaz. Y, en última instancia, en lo que realmente creo más que cuando comencé el programa es que es mi responsabilidad proporcionar el puente para brindar la oportunidad de dar las lecciones, para darle a ese camino el andar. Pero no es mi responsabilidad ponerte sobre mis hombros y llevarte por el camino. Y creo que eso es lo que he aprendido más que otra cosa, porque cuando es hora de irme o es hora de irme a hacer algo diferente, tengo que estar seguro de que puedes caminar y hablar y mascar chicle por tu cuenta sin mí. Y creo que verán en la octava temporada que estoy haciendo mucho más de eso, y probablemente sea algo que sea mi propio crecimiento personal que haya aprendido a hacer eso.

¿Creés que la pandemia ha cambiado la forma en que hacemos negocios para siempre, o solo sería temporal?

No, creo que la pandemia ha cambiado la forma en que hacemos negocios para siempre porque la tecnología se ha convertido en el punto central de cómo hacemos negocios. Y creo que aprendimos a través de este proceso que la forma en que nos comunicamos con los consumidores o nuestros empleados es muy diferente de lo que solíamos hacer. Muchos de nosotros estamos trabajando desde casa y estamos aprendiendo cómo administrar nuestro propio negocio a distancia. Estamos haciendo negocios con clientes y tenemos que entregarlo y dejarlo en su puerta o tenemos que entregar un servicio de forma remota. Creo que esto es tal vez temporal en términos de algunas de las cosas, pero creo que si no aprendiste en tu negocio que la tecnología es el centro de todo en el futuro, me preocupa su capacidad para sobrevivir en los próximos cinco años, sin importar cuáles sean sus negocios.

¿Cuál pensás que es tu peor inversión y cuáles son los tres errores más comunes que se hacen en compañías al comienzo?

No sé si tenemos suficiente tiempo para discutir mi peor inversión. Pero lo que diré es que cuando vuelvo atrás y estudio mis fallas, hay un elemento común detrás de esas fallas. Y tengo que asumir mi propia responsabilidad en un cierto grado y parte de eso y mi capacidad a veces de confiar demasiado. Sin embargo, en lo que realmente trabajé duro es en no dejar que la gente en la que no debería haber confiado rompa mi espíritu y rompa mi creencia en la humanidad porque realmente creo que todos merecen una oportunidad y no debemos dejar que una persona la arruine. Y cuando pienso en los principios básicos detrás de lo que los hace funcionar y no funcionar, la integridad es algo importante, la transparencia y divulgación completa de la información es otra y finalmente, tal vez lo más importante, ¿estás dispuesto a trabajar? ¿O esperas que yo haga el trabajo?

Sebastián Tabany
Sebastián Tabany
Sebastián Tabany trabajó como crítico de cine y series en El Exprimidor (programa de FM conducido por Ari Paluch) durante 19 años. Fue colaborador de entrevistas internacionales en Viva, la revista dominical de Clarín y en el portal MSN.com Latinoamérica. También colaboró para Miradas de Cablevisión y La Nación Revista. Escribió para la revista La Cosa y fue director de la sección de espectáculos de El Economista durante 12 años. Condujo El Acomodador por el canal Volver durante tres años y concurre asiduamente a Canal 13 como especialista de cine. En 1993 escribió el libro Los Grandes Estrenos del Cine Mundial (Ed. Corregidor). Co-escribió la película “2/11 Día de los Muertos” y es guionista de “Uku – El Reino de Abajo”, largometraje peruano de animación. Escribió y dirigió “Giro de Ases” y está preparando “Subte”, producida por Pampa Films. Es también caricaturista, mago profesional y profesor de Sipalki Mu Bi Kwan con el grado de 6º dan.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último