martes 28 de junio de 2022
Cursos de periodismo

Frustran un ataque en la mayor central atómica de Estados Unidos

Tras la detención de un empleado que transportaba un artefacto “posiblemente explosivo”, las autoridades de seguridad del Estado de Arizona ordenaron por algunas horas el cierre de la mayor central nuclear de Estados Unidos. Fue en prevención ante un posible atentado aunque aún se investiga al trabajador y la sustancia que transportaba.

Los agentes de seguridad de la central detectaron que un empleado de una empresa subcontratada transportaba en su camión un artefacto de pequeñas dimensiones, posiblemente de fabricación casera, conteniendo algún tipo de sustancia que, se sospecha, podría ser explosiva.

Sin embargo, durante la tarde del viernes circularon versiones de todo tipo. Mientras algunos medios de la prensa norteamericana minimizaban el acontecimiento, otros hablaban de “una bomba” en la planta o de “un artefacto explosivo artesanal”. El FBI y la policía local aún investigan el sospechoso y al material incautado.

Según informó la cadena NBC, ni bien se detuvo al sospechoso, precautoriamente las autoridades ordenaron el cierre de la planta sin permitir que nadie salga ni entre de ella hasta tanto no se aclare el incidente.

Se trata de la central nuclear de Palo Verde, la mayor de Estados Unidos en tamaño y generación de electricidad. Está ubicada en Wintersburg, distante 80 kilómetros de Phoenix. Tiene una capacidad de generación de 3,900 megawatts y suministra energía eléctrica a clientes en Arizona, Nuevo México, Texas y California.

Victor Dricks, vocero de la Comisión Nuclear Reguladora de Estados Unidos, informó que la gente no corrió peligro alguno y la planta actualmente está funcionando, proveyendo los niveles normales de energía.

Más información
www.clarin.com/diario/2007/11/03/elmundo/i-03601.htm
www.lanacion.com.ar/958867
www.perfil.com/contenidos/2007/11/02/noticia_0046.html

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último