martes 28 de junio de 2022
Cursos de periodismo

En Chimpay, su pueblo natal, fue beatificado Ceferino Namuncurá. Hubo rituales mapuches y un mensaje del papa

Ceferino Namuncurá se convirtió ayer en beato, en la ceremonia que encabezó el número 2 del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, en Chimpay, provincia de Río Negro. De esta manera, el mapuche fallecido en Roma en 1905 quedó a un paso de la santidad.

Namuncurá fue hijo de uno de los últimos caciques mapuches que lucharon contra Julio Roca durante la Conquista del Desierto. Bautizado, se traslado a Buenos Aires, donde estudió con los monjes salesianos, y tuvo como compañero a Carlos Gardel. Enfermo de tuberculosis, viajó a Italia, donde conoció al Papa Pío X antes de morir en Roma como consecuencia de su enfermedad.

Bertone, quien pertenece a la orden salesiana, la misma que educó a Namuncurá, compartió la liturgia católica con ritos mapuches. «Es la primera vez que se hace una beatificación en un pequeño pueblo y no en una ciudad», destacó el Secretario de Estado del Vaticano, en referencia a la idea del cardenal Jorge Bergoglio de hacer la ceremonia en Chimpay. Así y todo, unas 80 mil personas de todo el país se dieron cita en la localidad rionegrina para el acto donde Namuncurá alcanzó “la gloria de los altares”, que se conmemorará el 26 de agosto, fecha de su nacimiento. También se leyó un mensaje del papa Benedicto XVI, quien recordó al nuevo beato en su homilía de ayer.

Más información
www.clarin.com/diario/2007/11/12/sociedad/s-03001.htm
www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-94570-2007-11-12.html
www.lanacion.com.ar/EdicionImpresa/cultura/nota.asp?nota_id=961418

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último