17.5 C
Buenos Aires
sábado 24 de octubre de 2020
Periodismo . com

Hubo nuevos incidentes en Bariloche por el supuesto caso de gatillo fácil. Ya son tres las víctimas fatales

«Hay un desborde social», le dijo ayer a la prensa el ministro de Gobierno de Río Negro, Diego Larreguy. El gobernador Saiz pasó a disponibilidad a cuatro policías.

En total ya son tres las víctimas fatales. El primero fue Diego Bonafoi, un menor de 15 años sospechado de robo, quien fue supuestamente asesinado de un tiro en la cabeza cuando un policía intentaba detenerlo. Su muerte desató los enfrentamientos del jueves por la noche entre vecinos del chico y la Policía provincial. En esos choques también murieron Sergio Cárdenas, de 29 años, y Nicolás Carrasco, un adolescente de 17 años.

Esta última muerte recién se conoció ayer y volvió a movilizar a familiares y vecinos, que con quema de gomas reclamaron por justicia. A la mañana protestaron en la comisaría 28, donde revestía el efectivo acusado de asesinar a Bonafoi, y a la tarde en el centro de la ciudad.

Allí se registraron los hechos más graves de la jornada de ayer. Un grupo arrojó piedras contra las instalaciones de Unidad Regional III de la policía y posteriormente la emprendieron contra el Centro Cívico de Bariloche. Los efectivos policiales reaccionaron con gases lacrimógenos y disparos al aire.

Doce personas quedaron detenidas por los incidentes. Algunos vecinos reportaron lesiones generadas en las corridas.

Más información
www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-147897-2010-06-19.html
www.perfil.com/contenidos/2010/06/18/noticia_0025.html
www.clarin.com/sociedad/titulo_0_283171727.html

Contenido Premium

Lo último