domingo 24 de junio
Interesante

Rial y Ventura: de intrusos a protagonistas del espectáculo

Las tapas de todas las revistas de actualidad de esta semana tienen dos protagonistas excluyentes: Jorge Rial y Luis Ventura. Y no aparecen para mostrar sus vacaciones, como en otros tiempos, o para anunciar algún emprendimiento laboral. Son noticia por sus escándalos, la materia prima de la que se nutren desde que están en la televisión. Pero esta vez, en lugar de hablar de otros, los sujetos de los chismes son ellos mismos. El paparazzo que se saca una selfie.

caras_rial


Los primeros años “Intrusos” jugaba con la impronta de un ciclo anterior de Rial, Paparazzi. Allí surgió la frase “Argentina, país generoso”, un slogan para mofarse de la farándula de pacotilla y el conventillo prefabricado. Congénere de Zap, acuñó peleas de catch entre Silvia Suller y Jacobo Winograd que parecían insinuar, “no se lo crean, diviértanse”. Intrusos debutó también con ese espíritu, que con el tiempo fue abandonando, para pasar tomarse en serio el trabajo de contar las intimidades de otros.

gente_rial

Trece años después, un programa diario puede ser agotador. Para los conductores y para los espectadores. Hay que renovarse y redoblar la apuesta. El primer escalón, cuando recién arranca un ciclo de este tipo, es hablar de estrenos de teatro o tv, como hacía Lucho Avilés en Indiscreciones. Eso ahora funcionaría solo en un programa de cable, no con rating minuto a minuto y competencia feroz. El espacio de las peleas tiene que aumentar siempre: si una vez echaste por teléfono a una actriz, no podés volver a hacerlo, es como repetir un chiste. Cuando no queda nada ni nadie para subir la intensidad, es el turno de la autorreferencialidad: Rial y Ventura para hablar de abortos en horario de protección al menor, indignándose a la par, y sin notar la paradoja, porque una menor entra a un boliche.

pronto_ventura

Como Lanata o Víctor Hugo Morales, Rial y Ventura son estrellas de un periodismo post 678, donde el foco se invierte: medios y periodistas dejaron de ser impolutos y objetivos. Los que antes preguntaban o hablaban del resto, ahora dan notas y son el tema de conversación en paneles y asados. Pero mientras Lanata y Victor Hugo, periodistas políticos, acotan sus introitos o lo político, Rial y Ventura lo llevan a su terreno, el del escándalo de la vida privada.

Hay cruces igual: no es menor que el chismoso Ventura se haya metido en el tema Fariña/Elaskar, ni que el político Lanata haya destapado asuntos íntimos de Ventura.

semanario_ventura

Seamos un poco conspiranoicos: así como podemos acusar al maquiavélico Tinelli de embarazar a su mujer calculando el nacimiento justo en la fecha de estreno de Showmatch para ser tapa de todas las revistas, podemos sospechar que Rial sufre este momento justo para el estreno de su programa “Pulsaciones”. Y que su relación con Tinelli no es de las mejores como para ocuparse en extenso del “Bailando” y hacen falta otros temas de los que hablar.paparazzi_rial_venturaMás que este momento, queda imaginar como será Intrusos dentro de unos meses. ¿Con qué cara hablarán de la infidelidad de otro? ¿Desde qué lugar acusarán a alguien por desentenderse de su hijo? ¿Qué anunciante querrá pagar una PNT para que estos personajes sean la imagen de sus marcas?

Y lo más importante, ¿qué tema nuevo encontrarán para azotar con más fuerza a los televidentes anestesiados?

BpXVcl7IAAAB-mU

 

Dejar un comentario