sábado 17 de noviembre
Interesante

5 mitos sobre Facebook Messenger

El reciente esfuerzo de Facebook para obligar a la gente a adoptar su aplicación de mensajería móvil independiente tiene a los usuarios preocupados por su privacidad. Muchos creen que la aplicación es especialmente invasiva.


Un post del Huffington Post publicado en diciembre del año pasado que se hizo viral, afirmaba que Facebook Messenger tiene “control directo sobre nuestro dispositivo móvil” y permite que Facebook realice llamadas y envíe mensajes de texto sin que los usuarios lo sepan.

En verdad, Facebook Messenger no es más invasivo que la aplicación principal de Facebook u otras aplicaciones similares.

El miedo y la confusión se derivan del mensaje que reciben los propietarios de dispositivos Android al instalar la aplicación. En él se explica que la misma requiere permiso de acceso a la cámara, el micrófono, la lista de contactos y otra información del dispositivo. Acá todos los mitos sobre los permisos de privacidad y el uso de la aplicación de chat:

– Mito: Hay que usar la aplicación de Messenger para enviar mensajes a nuestros amigos de Facebook.

– Realidad: Mientras que su descarga es requerida si usamos la aplicación móvil de Facebook en teléfonos inteligentes iPhone o Android, se puede evitar si usamos el servicio de mensajería de Facebook en la computadora, tablet o incluso en el sitio web móvil de Facebook.

– Mito: Los términos de servicio de Facebook Messenger son diferentes de -y más intrusivos que- los propios términos oficiales de Facebook.

– Realidad: Los términos de servicio de Facebook son los mismos para todas sus aplicaciones móviles, incluyendo la aplicación principal de Facebook. Se pueden leer aquí: m.facebook.com/policies. Lo que está trastornando la gente es la lista de los “permisos” que ven cuando descargan e instalan la aplicación en un teléfono Android. Es una larga lista con 10 ítems y cada uno establece las necesidades de la aplicación de acceso a funciones del teléfono como contactos, calendario, datos de ubicación e información de la conexión Wi-Fi. Claro, eso es una gran cantidad de datos personales. Pero son los mismos datos a los que la mayoría de las aplicaciones de mensajería tienen acceso. En el iPhone, los usuarios no reciben la lista de permisos al instalar la aplicación, pero cuando lo usan, los permisos se despliegan de forma individual. Se puede ver la lista de los permisos de la aplicación aquí: play.google.com/store/apps/details?id=com.facebook.orca. Haga clic en “ver detalles” dentro de “Permisos”.

– Mito: Facebook Messenger utilizará el micrófono del teléfono para grabarnos.

– Realidad: La aplicación necesita permiso para utilizar el micrófono y la cámara del teléfono. Pero requiere el acceso ya que se necesita el micrófono para realizar llamadas por voz y enviar videos con audio, un servicio que la aplicación independiente ofrece y el Facebook básico no hace. Lo mismo con la cámara, que necesita acceso si deseamos enviar fotografías a nuestros amigos.

– Mito: Facebook dirigirá la aplicación para enviar SMS o cualquier mensaje sin nuestro permiso.

– Realidad: Uno de los permisos dice que Facebook puede editar, recibir, leer y enviar mensajes SMS. Pero la compañía dice que la razón por la que quiere enviar y recibir mensajes SMS es para que, si se agrega un número de teléfono a su cuenta de Messenger, se pueda confirmar mediante un código de confirmación que Facebook envía por mensaje de texto.

– Mito: La aplicación Messenger es nueva.

– Realidad: Facebook Messenger existe desde 2011. En abril se comenzó a exigir a los usuarios de Europa que descarguen e instalen la aplicación si deseaban enviar mensajes a sus amigos de Facebook. Hace dos semanas, la compañía dijo que ampliaría el requisito de otras partes del mundo. Facebook dice que está obligando a los usuarios a hacer el cambio, porque una aplicación independiente ofrece más funciones. Por ejemplo, la aplicación es más rápida, ofrece una cámara para “selfies”, stickers y se puede utilizar para contactar a la gente en su lista de contactos que no sea usuaria de Facebook.

Vía

 

Dejar un comentario