miércoles 5 de octubre de 2022
Cursos de periodismo

Un llamado accidental a la policía la llevó a un laboratorio de drogas

A veces meses y meses de investigación policial no tienen tanto éxito como unos segundos de buena suerte. Una llamada se disparó accidentalmente al 911 desde el bolsillo de una persona y guió a los oficiales a una cocina de metanfetamina.

Tres personas de Deltona, Florida (Donna Knope, de 55 años, Jason Knope de 32 y Thomas Stallings de 41), pasaron la noche en prisión debido al llamado accidental que realizó uno de ellos.

La operadora del servicio de emergencias de Estados Unidos intentó comunicarse con quien llamaba pero no obtuvo respuesta. En cambio, escuchó de casualidad una conversación sobre drogas y mantuvo la línea conectada mientras se contactaba con los investigadores. A través de un servicio de localización de celulares, rastrearon la llamada a un cobertizo ubicado detrás de la casa de dos de los involucrados.

Cuando el personal policial se presentó en el lugar los encontró sintetizando metanfetamina y rodeados de elementos hogareños que sirven para su producción. Manos en la masa por no bloquear el celular.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último