Medios

Facebook se apodera de las noticias

Cuando Will Cathcart, gurú de Facebook News, se subió al escenario del F8 para hablar sobre noticias, el público estaba expectante. Algunos lo siguieron a través de Twitter. Otros vieron la transmisión online de la sesión. Periodistas, desarrolladores, y gente de los medios, todos clamaban echar un vistazo a “Creating Value for News Publishers and Readers on Facebook” (Creando valor para editores de noticias y lectores en Facebook), que se ha vuelto el activo más codiciado en el negocio de las noticias, desde que Facebook se ha convertido en la forma primaria en que el público encuentra y comparte las noticias.


Cathcart dio inicio a la sesión, llevando a la audiencia a un campo de refugiados de Siria a través de la nueva e innovadora experiencia de vídeo de Facebook de inmersión 360. No dijo mucho acerca de dónde estaba el campamento («¿Creo en Grecia?»), ni nada acerca de la situación del campo. Tampoco habilitó el audio del periodista que describe la escena. No era lo importante.

El campo de refugiados es un marcador de posición. Podría haber sido un recorrido por la Casa Blanca, el bombardeo de Boston, o el festival de Coachella. Podría haber sido cualquier cosa para Facebook. Es «contenido». Se trata de una mercancía. Lo que le importa a Facebook es el producto que se está vendiendo, quién lo está comprando, y la industria de las noticias.

Lo que Facebook está vendiendo es bastante simple. Vende una experiencia, parte de la cual incluye noticias. Esa experiencia depende de los creadores de contenido (periodistas y medios), que generan ideas, y utilizan sus propios recursos para llevarlas a cabo, y luego ponerlas en el mundo. Todo lo cual lleva tiempo, dinero y talento. Para sus «socios mediáticos» (CNN, BuzzFeeds y WIREDs del mundo), Facebook está vendiendo una promesa de que su futuro será brillante si utilizan los productos más recientes de noticias de Facebook para distribuir esos nuevos, innovadores y envolventes contenidos a la enorme audiencia de Facebook. El único problema es que la promesa de Facebook no es real. Es una falsa esperanza; o en el peor de los casos, una amenaza.

News es crucial para Facebook. A medida que los usuarios comparten un menor número de actualizaciones de de sí mismos, la compañía afirma que 600 millones de personas ven al menos una noticia en Facebook cada semana. Los usuarios tienen mil millones (sí, mil millones) de «interacciones de medios» en Facebook todos los días, según la empresa. Los usuarios, según Cathcart, acuden a Facebook para hablar con sus amigos acerca de las noticias.

Así que Facebook quiere que la experiencia del usuario sea grandiosa (nueva, innovadora, ¡inmersiva!), una que haga que regrese una y otra vez. Para ello tiene Instant Articles, para que los artículos se cargan más rápido en sus teléfonos. También se puso en marcha Live, con el que se puede interactuar con los presentadores de TV favoritos, atletas y músicos, que emiten ellos mismos en vivo. Se desarrolló un formato de vídeo de 360 grados junto con el software y una cámara que le permiten al usuario experimentar una noticia como si estuviera allí. Y ahora también se habilitó API para chatear con un newsbot de un medio allí mismo, en la aplicación de Messenger.

En otras palabras, las nuevas formas de crear y consumir noticias están reproduciéndose en Facebook. Todo lo cual suena bastante bien para el consumidor de noticias. Sin embargo, para los medios, estas innovaciones vienen con un imperativo insidioso. Con 1,5 millones de usuarios online en todo el mundo, Facebook tiene un inmenso poder. Se ha convertido en una plataforma de distribución muy importante para los medios de noticias. Facebook tiene la audiencia que los medios están tratando de alcanzar, por lo que no tienen más remedio que perseguirla allí.

La relación entre los creadores de las noticias y su principal distribuidor está rota. Facebook es ahora quien le dice a la industria lo que importa, cómo se gastan los recursos, y qué noticias deben ser contadas. Cuando Facebook dice que va a priorizar video en News Feed, todos los medios que pueden permitirse el lujo, arman un equipo de video. Cuando Facebook dice que lanzará Live, los medios de repente comienzan a transmitir en vivo. Facebook está estableciendo las reglas, y las organizaciones de noticias las están siguiendo.

Eso es preocupante porque la industria de las noticias se encuentra en un estado precario. Los editores tienen recursos y tiempos limitados. El personal está sobrecargado de trabajo y mal pago. Si no son los artículos, entonces son los videos. Si no es video, entonces es en vivo. Si no es en vivo, entonces es bots. Facebook seguirá recorriendo y experimentando con los tipos de experiencias que supone que los usuarios de quieren. Están intentando que sea nueva, innovadora e inmersiva.

Los medios, por su parte, continuarán reclamando para mantenerse al día con la segunda mejor opción. Reasignarán recursos, cambiarán las estrategias y los títulos. Dictarán el tipo de noticias que funcionan en Facebook por ahora, o, al menos, elegirán algunas noticias que funcionan en Facebook por ahora. Porque cuando Facebook dice «salten», hay que saltar. Incluso si la empresa no puede prometer que el suelo estará allí cuando alguien caiga.

Vía