Medios

Los videos inmersivos transformarán las noticias

Fue la visión de los espectadores llorando luego de haber sido transportados en medio de los edificios en ruinas durante el terremoto de Nepal del año pasado, lo que convenció al realizador Bryn Mooser que la realidad virtual (VR) era el futuro del periodismo.


«Cuando se quitaban los headsets, muchos de ellos seguían llorando como si tuvieran alguna relación personal con Nepal», recuerda Mooser, fundador de la pionera productora de VR, Ryot, que fue comprada en abril pasado The Huffington Post. Si hubieran filmado su material de archivo de una manera más convencional, probablemente no hubiera generado la misma reacción.

«Este es el año de la realidad virtual», proclama el slogan de Beyond the Frame, una nueva asociación entre Viceland, el nuevo canal de televisión del grupo mediático Vice, y Samsung, que a través de su headset Samsung Gear es productor líder de gafas de realidad virtual.

La VR se ha convertido en la comidilla de la industria de las noticias. Desde el New York Times hasta Euronews, las organizaciones están apuntando en esa dirección con el nombramiento de ejecutivos de alto nivel para supervisar la producción del formato. Sky News pondrá en marcha en breve una aplicación dedicada a contenidos RV en las noticias y otros géneros. Mooser será sede de lo que describen como el «primer programa de noticias mundial» en realidad virtual. Más allá de estos anuncios, las noticias en realidad virtual están siendo producidas por HuffPost Ryot, y en breve se estrenarán en la aplicación Hulu.

Sin embargo, aunque esta revolución está siendo televisada, gran parte del público es ajeno a lo que está ocurriendo, debido a que las gafas de realidad virtual siguen siendo un nicho, con menos de un millón de ventas en todo el mundo, en su mayoría para jugadores.

 

Inversión

Mientras que 2016 podría no sentirse como el año de la realidad virtual, los niveles de inversión en la tecnología sí reflejan expectativas de que va a transformar la práctica del periodismo, y la relación entre las noticias y los que las consumen.

«La promesa es grande, por eso estamos tratando de adelantarnos», dice Jimmy Maymann, director de contenido y de consumo de las marcas de AOL. «Tener un reportero transmitiendo desde una zona de guerra… y poder ponerse en el lugar del narrador, es emocionalmente tan fuerte, nada de lo que hemos hecho en el pasado, ya sea en el texto o video ha sido tan fuerte como eso.»

Mooser agrega que esto es sólo el principio. Está empujando los límites del rodaje 360, que no requiere gafas y se considera como un primer paso hacia la experiencia visual más inmersiva de realidad virtual. Ryot alcanzó un logro periodístico por primera vez este verano mediante el uso de filmación 360 al dar al público una visión all-around de la famosa suelta de globos en el final de la Convención Republicana. «Nadie había filmado esto en 360 antes», dice Mooser.

Una de las películas VR destacadas realizadas hasta el momento es el corto de 11 minutos Fight for Falluja, grabado por The New York Times durante cinco semanas entre las fuerzas iraquíes que luchan Estado islámico. La visión exhaustiva expone la vulnerabilidad de aquellos en la primera fila y los periodistas, que normalmente se ocultan detrás de cámara. Alistair Bunkall, corresponsal de Sky News hizo una película VR entre los migrantes en Lesbos.

 

Bryn Mooser del estudio de VR Ryot filmando una hoguera de reservas de marfil en Kenia, en abril de este año, luego de que el gobierno tomara medidas enérgicas contra su comercio ilegal.

 

Dificultades de producción

Pero, aparte del costo de los headsets (entre USD 100 y 800), las dificultades de producción han frenado el crecimiento del formato. «La VR es difícil de hacer», reconoce Rich Evans, jefe de medios de Sky News. La mayoría de las cámaras de VR no sólo son caras, sino pesadas. «Lo que más tiempo consume es la edición, pegarla para que se sienta como una experiencia sin fisuras». Pero él sigue estando seguro de que la VR tiene un futuro prometedor en las noticias.

Los tiempos de engagement de los espectadores de VR son notables. Estos miran películas de realidad virtual por un promedio de 3,9 minutos, o sea un 50 por ciento más que el video convencional (2,6 minutos) y 160 por ciento más que el texto (1,5 minutos).

La VR se volverá más inmersiva a medida que los controles táctiles y el sonido ambiosonico ofrezca a los usuarios una mayor experiencia de sentido del tacto y el oído. La realidad aumentada (AR) es un área difícil, lo que podría poner en peligro la integridad del contenido editorial. Pero la AR se puede utilizar para sumar gráficos y otras características «explicativas» en el núcleo periodístico.

La puesta en marcha del sistema de Daydream VR de Google, basado en teléfonos móviles, debe ser transformador. «Los próximos 12 meses serán el momento crítico,» dice Andrew Hawken, ex jefe de Sky News Digital y director general de contenidos VR de Mesmerise, que estará hablando de realidad virtual el próximo mes en la conferencia PromaxBDA en el Reino Unido. «Casi todo el mundo tiene un teléfono inteligente, por lo que la estrategia de Google se basa en permitir que el teléfono inteligente tenga gran capacidad para VR, y sea relativamente barato,» dice.

Louis Jebb, fundadora y directora ejecutiva de VR de Immersivly, dice que el negocio de las noticias ha aprovechado el momento y se ha movido más allá de la experimentación con el formato. «En los últimos dos o tres meses, las empresas que invirtieron en los proyectos piloto se han movido a la designación de un productor ejecutivo para supervisar la producción del día a día», afirma Jebb.

La VR puede ser un punto de inflexión para las noticias, poniendo al público en el centro de eventos, dice. «Tiene el poder de modificar su actitud hacia qué son las noticias, a través de una alteración del sentido del compromiso editorial.»

Vía