Interesante

Los juguetes preferidos de los niños alrededor del mundo

Ant.1 de 10
Use las teclas ← → para navegar

“Los niños nos ayudan a mediar entre lo ideal y lo real”, escribió la curadora del MOMA, Julieta Kinchin, en su fantástica historia del diseño de la infancia. La capacidad para la metáfora y de transformar los juguetes en disparadores de juegos imaginativos, impregnando los artefactos de plástico aparentemente simples y seres de pelaje sintético con vida y significado, son un sello de la infancia que trasciende las diferencias culturales, geográficas, y el nivel socioeconómico. Eso es precisamente lo que la reportera gráfica Gabriele Galimberti explora en Toy Stories: Fotos de niños de todo el mundo y sus cosas favoritas, un registro visual de búsqueda de dos años y medio para documentar lo que los niños y las niñas en 58 países, desde la India a Islandia y desde China a Malawi, consideran sus posesiones terrenales más preciadas.


Para cada fotografía que él tomó, Galimberti pasó todo el día con las familias. En muchos casos, lo que hicieron los niños con sus juguetes refleja las necesidades y realidades de su cultura. Por ejemplo, cuando los niños de un pueblo pobre en Zambia sin electricidad, corrían a una tienda de agua, o encontraban una caja de gafas de sol que se había caído de un camión, no sólo las gafas de plástico se convertían inmediatamente en su juguete- el único- preferido, sino también no se hacían esperar para jugar al “mercado”, “comprar” y “vender” los juguetes preciados entre sí.

En algún lugar entre las series de Material Mundial, de Pedro Maisel, las fotografías conmovedoras de James Mollison sobre dónde duermen los niños, y los retratos de adolescentes mujeres de Rania Matar a través del interior de sus dormitorios, la serie toca en algo más allá de la curiosidad visual pura de este atlas mundial de la infancia. Lo que surge es un conmovedor testimonio vivo del modelo la naturaleza-y-educación de los humanos: las opciones de los niños, lejos de la pura preferencia personal, están profundamente arraigadas en las normas sociales y los condicionantes de género, como en el color rosa dominante en muchas de las posesiones de las niñas (el tema del fascinante proyecto de otro fotógrafo ) o las grandes colecciones de coches de los niños pequeños, la realidad económica -como el único mono de peluche de un muchacho de Kenia- y el clima y las prioridades culturales -como en los bloques de LEGO minimalistas de un niño en Suiza, o la artillería de juguete-arma de fuego de un niño en Ucrania.

Aquí, algunas de las fotografías más destacadas:

Henry, 5 (Berkeley, California)
Henry, 5 (Berkeley, California)
Ant.1 de 10
Use las teclas ← → para navegar