Medios

Los suscriptores de The Guardian ya aportan más ingresos que la publicidad

La directora del diario británico The Guardian, Katharine Viner, informó la semana pasada en un comunicado que ya son más de 800.000 los lectores que apoyan económicamente su trabajo periodístico, lo que propició un cambio histórico en el modelo de negocio: The Guardian ya recibe más ingresos de sus suscriptores que de sus anunciantes.


Medio millón de lectores son suscriptores o miembros de The Guardian, mientras que otros 300.000 usuarios han realizado durante los últimos doce meses algún tipo de aporte económica individual.

Además, según Viner, el diario también está obteniendo buenas ventas de su edición impresa, aunque no han ofrecido cifras concretas.

El diario cuadriplicó los lectores que pagan una membresía mensual, pasando de 75.000 a 300.000 miembros el año pasado. The Guardian ofrece tres tipos de membresía: el ‘supporter’, que aporta 5 libras al mes (65 dólares al año), el ‘partner’ 15 libras mensuales (196 dólares al año) y el ‘patron’ 60 libras al mes (790 dólares anuales). Con su aporte, los miembros no solo ayudan a mantener la calidad del periodismo, sino que también disfrutan de ventajas exclusivas.

Además de miembros, The Guardian cuenta con suscriptores impresos y digitales que ya suman 200.000, mientras que los 300.000 restantes son personas que realizaron donaciones individuales al periódico. Al final de cada artículo, el diario insta a los lectores a respaldar el periodismo de acceso libre con una pequeña donación. Por el momento, este sistema ha sido un éxito, recibiendo dinero de más de 140 países, principalmente EEUU.

Durante los próximos meses, The Guardian espera lograr “muchos miles” de nuevos usuarios que apoyen económicamente su actividad y así “poder seguir invirtiendo en periodismo de investigación de calidad”, afirmó Viner.

A diferencia de otros medios como The New York Times, The Wall Street Journal, Financial Times o The Washington Post, el británico The Guardian decidió no instalar un muro de pago para sus contenidos digitales, sino apostar por las membresías. La consulta de sus contenidos es gratuita, pero el diario pide a sus lectores que colaboren económicamente para apoyar su labor periodística.

“Juntos estamos logrando un trabajo crucial. Pero los ingresos por publicidad continúan disminuyendo, con gigantes de la tecnología como Facebook y Google dominando el espacio publicitario digital, y la publicidad impresa también cayendo para la mayoría de las publicaciones. Ahora más que nunca, el mundo necesita un periodismo progresivo, comprometido con los hechos y ayudando a los lectores a dar sentido al mundo. Gracias por apoyar el progreso de The Guardian.” concluye Viner en su comunicado.