lunes 10 de diciembre
Noticias Locas

Arrojan una estatua de Jason al fondo de un lago para asombrar a buceadores

Imaginate estar buceando en las tranquilas aguas de un pintoresco lago, y encontrarte cara a cara con el célebre asesino de “Martes 13” Jason Vorhees. No es la trama de una película de terror, sino una posibilidad real, gracias a la ingeniosa travesura ideada por un buceador de Minnesota.


Inspirada en el final de “Martes 13 Parte VI: Jason Lives”, donde Megan y Tommy logran derrotar al infame Jason Vorhees atrapándolo en el fondo de Crystal Lake, el buceador Curtis Lahr propuso una de las bromas más espantosas de la historia. En 2013, creó una estatua de tamaño real de Jason, con su icónica máscara de hockey y machete, y la arrojó al fondo del Lago Crystal (no al de Nueva Jersey, sino al de Crosby, Minnesota). Y ha estado allí desde entonces, esperando darle un ataque al corazón a los desprevenidos buceadores.

Curtis Lahr grabó un video de la pesadilla sumergida que creó en 2013 y lo subió a YouTube. Y si en realidad estás interesado en ver a Jason en persona, el artista tiene la amabilidad de brindarte indicaciones, lo que debería ser útil ya que Crystal Lake cuenta con más de 50 puntos de buceo populares.

“Está en Louise. Es muy fácil de encontrar si conoces la cantera. Nadás directamente desde el acceso a la plataforma de entrenamiento, continuás pasando la derecha y seguí la plataforma de descenso, en el camino deberías ver una moto de nieve, y finalmente aparecerá un barco de vela detrás tuyo a la izquierda. Tu computadora debería marcar aproximadamente 60 pies. A partir de ahí, mantenete en la cornisa y verás a Marissa la sirena encadenada a una tubería de gran diámetro. Seguí la tubería y verás a Jason. No puedo recordar la profundidad exacta, creo que es de 120 pies, pero Jason flota un poco por encima del fondo, tal vez 110 pies más o menos. La visibilidad no ha sido muy buena, así que recomendaría una luz”, escribió Lahr en la descripción de su video de YouTube.

El artista volvió a visitar su aterradora estatua de Jason Vorhees a fines del año pasado, y volvió a publicar un video de la experiencia en su canal de YouTube. Cuatro años a 120 metros bajo el agua han hecho mella en el infame asesino, pero de alguna manera, solo lo ha vuelto más escalofriante.

 

Dejar un comentario