Noticias Locas

Diseñador quiere popularizar las faldas unisex

Joe Quarion se puso una falda por primera vez en 2013, para un partido de Frisbee. Los capitanes de equipo ocasionalmente inventaban ridículos temas de vestuario para los jugadores, y esta vez eran faldas o vestidos. Joe se puso una pollera que había comprado en una tienda de segunda mano, y se dirigió al campo. Se suponía que sería una experiencia tonta, pero se dio cuenta de que realmente le gustaba usar falda, y comenzó a investigar por qué las polleras para hombres no eran más populares.


La investigación de Quarion reveló que las faldas fueron en realidad prendas de vestir unisex hasta aproximadamente el siglo I DC, cuando los pantalones fueron adoptados por los hombres principalmente porque eran más prácticos para los soldados a caballo. Con la invención del motor de combustión interna, la gran mayoría de las personas dejó de depender de los caballos para el transporte, pero las faldas nunca regresaron como prenda unisex. Joe piensa que eso se debe a que tantos siglos de asociación exclusiva con las mujeres, hizo que las faldas fueran más difíciles de adoptar por los hombres.

«Las faldas son muy distintivas de género», dijo Joe Quarion. «Literalmente son el símbolo de las mujeres en la puerta del baño».

Pero los estereotipos no iban a interponerse entre Joe y la cómoda sensación de llevar una falda. Después de buscar polleras unisex y no encontrar nada a su gusto, el hombre de Minnesota decidió hacer las suyas propias. Había estado aprendiendo a coser y tenía una idea bastante buena de lo que quería lograr. Más de 20 prototipos más tarde, se le ocurrió la Unaligned Skirt, una falda moderna pero robusta hecha de tela pesada y con bolsillos profundos y presillas para el cinturón.

Después de publicar algunas fotos de su falda unisex online, y obtener comentarios positivos en general, Joe Quarion comenzó a creer que podría ser un nicho, aunque pequeño, para su creación. En 2015, comenzó una campaña de crowdfunding en Kickstarter por USD 11.500, y terminó recaudando más de USD 16.000. Ese fue el comienzo de su compañía, Skirtcraft.

Quarion hasta ahora ha vendido alrededor de 450 de sus originales faldas, principalmente a hombres de ideas afines, y recientemente concluyó otra exitosa campaña de Kickstarter para un nuevo estilo de falda unisex, el Aqueous. Su nicho es aún muy pequeño, pero su clientela es muy leal, y está feliz de tener un lugar donde puedan comprarse las faldas por sí mismos sin tener una apariencia ridícula.

Joe admite que a veces la gente a veces se lo queda mirando cuando lo ven caminar con una pollera, pero él afirma que nadie ha tenido nada negativo que decir al respecto todavía. Y confía en que en realidad hay un futuro para sus faldas unisex.