miércoles 26 de septiembre
Interesante

Los jóvenes japoneses están olvidando cómo usar una PC

“¿Cómo hago doble clic?” “¿Qué es una celda en una hoja de cálculo?”


Mashiko Ishii a menudo escucha que sus compañeros conferenciantes en el Centro de Desarrollo de Recursos Humanos de Uchida se confunden cuando se les hacen preguntas tan básicas durante la capacitación para los nuevos empleados de las compañías de IT.

Presionar el botón del mouse de una computadora dos veces y conocer la unidad básica para la entrada de datos en las hojas de cálculo son algunos de los fundamentos del uso de una computadora, pero no es raro que incluso los ingenieros de sistemas hagan tales preguntas.

El motivo es claro. A medida que los teléfonos inteligentes se han vuelto más accesibles, un número creciente de estudiantes nunca han puesto sus manos en una computadora personal.

Los profesores que trabajan con Ishii, a menudo comienzan a capacitarse enseñándoles a los estudiantes a usar un teclado.

“Necesitamos enseñarles lo básico antes de comenzar las clases”, dice Ishii.

Las generaciones más jóvenes a menudo se vuelven desvalidas en las oficinas si no pueden manejar los requisitos técnicos para sus trabajos.

A Yoshiaki Hashimoto, profesor de Sociopsicología de la Información en la escuela de postgrado de la Universidad de Tokio, le preocupa que “se cree una nueva brecha digital”.

Según el análisis de Hashimoto y el Ministerio del Interior y Comunicaciones, la tasa de uso de Internet con smartphones y dispositivos móviles fue más del 80 por ciento entre la edad demográfica de 10 a 19 años de 2012 a 2016, pero la proporción de quienes usaron computadoras personales cayó en picado, del 76 por ciento al 56 por ciento durante el mismo período.

Dado que pueden escribir y enviar sus informes escolares con teléfonos inteligentes, no son ajenos al mundo de Internet. Sin embargo, gran parte de esto no se alinea con el conocimiento necesario para desempeñarse en sus trabajos futuros.

La brecha digital a menudo se refiere a las personas mayores que no están familiarizadas con los equipos tecnológicos, pero parece que este fenómeno también está comenzando a afectar a la juventud de Japón.

La brecha digital no se ha resuelto para la población más anciana. De acuerdo con Hashimoto, aunque la tasa de uso de Internet aumentó a 88 por ciento en 2016 entre aquellos de más de 60 años, la proporción de aquellos que visitaron sitios web fue solo del 60 por ciento.

Parece que hay muchas personas mayores que no pueden reunir la información que necesitan, a pesar de que pueden enviar correos electrónicos a través de teléfonos celulares.

En un simposio organizado por Japón y Alemania sobre la sociedad digital en Berlín en febrero pasado, Lena-Sophie Mueller, de la ONG alemana Iniciativa D21, señaló: “Los horarios para los ferrocarriles ya no están disponibles en papel. Cada vez más servicios se basan en Internet, y, sin acceso, quienes están al otro lado de Internet están excluidos de la participación social”.

Si bien la digitalización de la sociedad hace que nuestras vidas sean más convenientes, muestra que aún existen debilidades en nuestro sistema, y que los beneficios no se extienden a todos.

Es un buen recordatorio para pensar nuevamente que debemos estar atentos a los límites de la tecnología, y considerar qué podemos hacer para solucionarlos.

Vía

 

Dejar un comentario