lunes 17 de diciembre
Interesante

Una muestra dedicada exclusivamente al arte creado con Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial (IA) ha contribuido enormemente en los campos de finanzas, salud y logística. Pero la primera gran exposición de arte creada por inteligencia artificial destaca el potencial de esta tecnología que abarca ahora las industrias creativas.


Ya hemos visto algunos ejemplos de inteligencia artificial utilizada para crear composiciones creativas. Y aunque la idea de entregar este rol a una máquina capaz de aprender parece extraña, esto es exactamente lo que está haciendo un grupo de artistas globales. Los artistas expertos en tecnología están creando máquinas con la capacidad de generar obras de arte de forma independiente. Lo lograron entrenando redes neuronales para reconocer, evaluar y simular imágenes.

La muestra “Gradient Descent”, recientemente inaugurada en la galería Nature Morte, en Nueva Delhi, es una de las primeras grandes exposiciones dedicadas exclusivamente a los trabajos de IA. Siete artistas internacionales que trabajan con técnicas de aprendizaje automático han contribuido a este trabajo.

Curada por 64/1, un colectivo de investigación y curación de arte fundado por el artista Raghava KK y el economista Karthik Kalyanaraman, Gradient Descent, explora la intersección entre la inteligencia artificial y el arte contemporáneo. Reuniendo artistas que abordan cómo el arte contemporáneo puede crear una relación dinámica entre el hombre y la máquina, esta exposición innovadora nos brinda una visión de lo que podría ser el arte en la era post-humana.

El término inteligencia artificial, o IA, se define como un área de la informática que enfatiza la creación de máquinas inteligentes que funcionan y reaccionan como los humanos. Desde la creación de DeepDream en Google en 2015, un algoritmo diseñado para visualizar representaciones de datos de redes neuronales y la creación de herramientas para la traducción de imagen a imagen, ha habido una explosión de artistas que trabajan con inteligencia artificial para crear obras de arte que abordan el fundamento del arte visual: la creatividad visual. A diferencia de las obras de arte impulsadas por la tecnología tradicional, en las que los artistas utilizaron la tecnología como una herramienta para su propia visión creativa, el AI Art tiene en cuenta no solo la visión del artista, sino también la de la máquina; permitiendo así que la máquina se convierta en un compañero y colaborador en este proceso por primera vez.

Todo nuestro futuro, económico, político, social, ya está siendo revolucionado por la inteligencia artificial. En general, tememos que esta nueva tecnología tenga un impacto negativo en nuestras vidas como la conocemos, aunque rara vez consideramos las posibilidades sociales positivas creadas por su uso. ¿Cómo podemos reimaginar la creatividad, el propósito humano y la sociedad en este mundo futuro utilizando inteligencia artificial? Los artistas pioneros en esta exposición luchan con estas complejas preguntas y demuestran que la creatividad y el trabajo humano no necesitan ser reemplazados por una máquina, sino que pueden reinventarse y evolucionar aún más con el auge de las nuevas tecnologías, permitiendo que la inteligencia artificial se convierta en uno de nuestros más grandes colaboradores. Como todo cambio de paradigma importante en la historia del arte y de la creación artística anterior, el AI Art nos desafía a repensar qué es el arte, y cómo se hace.

Gradient Descent cuestiona la naturaleza del arte. “Este es un género que está naciendo”, dijo el curador Karthik Kalyanaraman frente al salón. “Todos necesitan empezar a preguntarse qué diferencia el sello del humano del de la máquina”, agregó.

 

Dejar un comentario