martes 11 de diciembre
Medios

Cómo los millennials están cambiando la industria de la música

Los millennials aman la música. Escuchan un 75 por ciento más de música que los Baby Boomers. ¿Y qué nos dice el flujo constante de música en los cerebros millennials sobre la relación de esta generación con la industria musical?


Los millennials están alterando completamente la industria como la conocemos, debido a la cantidad de música que consumen, y la tecnología que usan para consumirla. Los millennials están cambiando conscientemente la industria como expertos, y la están cambiando intencionalmente y sin intención como consumidores.

 

Millennials están alterando el negocio como de costumbre

La industria de la música es un negocio que se basa totalmente en los gustos cambiantes de las personas, y en el uso de tecnologías en constante evolución. Se puede resumir el impacto de la generación millennial en los negocios en una palabra: valores. Las discográficas florecen más rápido que nunca, porque los millennials cambiarán de trabajo para encontrar un empleador que refleje sus valores, incluso si el nuevo empleador paga menos. Esto explica la proliferación de sellos independientes, donde las personas son lo primero.

Los Millennials están buscando un propósito, y pidiendole al mundo de los negocios que pongan a las personas antes que las ganancias. De hecho, en una encuesta a los millennials, el 67 por ciento dijo que el trato respetuoso de los empleados es el factor número uno cuando se trata de estar satisfecho con la cultura del lugar de trabajo.

Cuando se trata de valores, muchos millennials buscan empresas que prioricen la diversidad y la inclusión. Son una generación social, una generación que comparte, lo cual tiene sentido porque los educaron para valorar la igualdad y el compartir. En ese sentido, no le dan una gran prioridad a las posesiones. Prefieren compartir experiencias. Esta es una generación que ama las experiencias, y las premia por encima de las posesiones.

Además, los millennials son expertos en tecnología, en la medida en que está acelerando el nivel de innovación tecnológica que estamos viendo en las empresas. Ven la tecnología como un medio para un fin, el fin son nuevas experiencias. Esto afecta incluso el lugar donde viven y se mueven. De las principales ciudades para jóvenes profesionales, San Francisco y Seattle son centros tecnológicos donde los millennials están encontrando empleos, a través de los cuales pueden influir en el panorama tecnológico, y ser creativos.

 

La industria de la música es un buen ejemplo

Los millennials están marcando una línea con la industria musical, de una forma que el mundo nunca ha visto: la línea entre la destrucción y la creación. Tengamos en cuenta estos factores: los millennials valoran a las personas y las experiencias, y están abiertos a cambiar el mundo con nuevas tecnologías.

Cuando los millennials eran adolescentes, dos de ellos decidieron cambiar completamente la forma en que la gente consume música. El servicio que inventaron se llamaba Napster. “Lo más interesante de este sistema es que estás interactuando con pares, estás intercambiando información con una persona de la calle”. Esa es una cita del cofundador de Napster, Shawn Fanning. Los rasgos millennials se muestran completamente en esta cita. Napster permitió que las personas compartieran la experiencia musical con otras personas.

Napster era una tecnología que cambiaría el mundo de la música. Napster reconoció que los jóvenes priorizan la experiencia musical y la comparten, más que poseer una copia del álbum.

Napster allanó el camino para los servicios de streaming. Los creadores de Spotify, Pandora y otras aplicaciones entendieron que la gente quiere escuchar toda la música que desee, transmitiéndola de forma gratuita o a un costo mínimo.

 

Sin embargo, las ventas de vinilo están aumentando

Aunque los millennials valoran la experiencia y la tecnología de la música, su voraz apetito por la música y las fuentes auténticas de música han provocado un resurgimiento en el mercado del vinilo. Debido a los discos de vinilo usados y a las tiendas independientes, las ventas de vinilos son en realidad mayores que las estimaciones oficiales. Oficialmente, las ventas de vinilos nuevos alcanzaron las 16 millones de unidades por un total de USD 395 millones en 2017. Sin embargo, las tiendas independientes, que no reportan sus datos, y las ventas de vinilos usados, que son fuertes, representan ventas que son aproximadamente 2.5 veces mayores que las de disco nuevos, según los reportes oficiales.

En caso de que te lo preguntes, la Asociación de la Industria de la Grabación de América (RIAA, por sus siglas en inglés) mantiene el conteo oficial, y señala que “esta es la primera vez desde 1999 que los ingresos de la música en los Estados Unidos crecieron sustancialmente durante dos años consecutivos”.

Los hábitos de consumo masivo de música de los Millennials están impulsando un aumento en las ventas de vinilos, y un aumento en los ingresos generales para la industria musical.

Sin embargo, lo digital ha cambiado la forma en que funciona la industria.

Con Napster, los millennials se separaron del modelo de distribución de música tradicional. Después de que Napster cayera, el streaming tomó la posta a lo grande. En 2017, los servicios de streaming acumularon el 82 por ciento de los ingresos de la industria discográfica.

Los artistas no ganan mucho a través de los servicios de streaming, por lo que los sellos independientes están creando sus propios streams para intentar inclinar la balanza. A pesar de esto, aún será difícil para la mayoría de las bandas y la industria que las apoya, ganar buen dinero a través de la música digital. El formato hace que la música grabada sea ubicua, y cuando un producto está fácilmente disponible a un precio mínimo, por regla general, la gente no va a pagar más lo que necesita por ello.

Es por eso que la industria de la música en vivo y la experiencia de la música en vivo es más importante ahora que nunca. Seguramente notaste que los precios de los conciertos aumentan constantemente, incluso para las bandas indie poco conocidas. El streaming es el culpable. Si las bandas y los sellos no pueden ganar mucho dinero en grabaciones, tienen que hacerlo a través de la experiencia de la música en vivo, donde también pueden vender merchandising.

En conclusión, ¿qué han hecho los millennials por la industria musical? La han volcado más sobre las experiencias de lo que nunca fue. La experiencia de música en vivo genera la mayor cantidad de dinero para la industria, mientras que el streaming brinda una experiencia de música en cualquier momento y en cualquier lugar donde haya una conexión a Internet.

Esta observación está respaldada por números. La BBC informa que los precios de las entradas para conciertos se han duplicado desde los años 90. Es difícil determinar los números en los shows pequeños, pero en los grandes espectáculos, los precios de las entradas alcanzaron un récord en la primera mitad de 2018.

Vía

 

Dejar un comentario