Noticias Locas

Lo suspenden por tomar una siesta de 11 segundos en el tren… que conducía

Si bien puede ser sorprendente para quienes no viven allí, es extremadamente común que las personas duerman en el tren en Japón. Con tan poco crimen, la mayoría de las personas no se preocupan por que alguien tome algo de sus bolsillos, o se lleve su bolso mientras duerme, y la puntualidad extrema del sistema de transporte público, implica que, siempre y cuando hayas hecho ese trayecto anteriormente, tu cuerpo se despertará de forma natural cuando entres a la estación de destino.


Agreguemos el suave balanceo y el ruido rítmico del vagón. Lo cierto es que los trenes japoneses son, realmente, un lugar fantástico para tomar una siesta… a menos que, por supuesto, seas parte del equipo que se supone que debe conducir el tren en ese momento en particular.

Desafortunadamente, un conductor del sistema de metro de Osaka se vio atrapado en un video cerrando los ojos y pareciendo dormir, mientras el tren se abría paso entre las estaciones de Tanabe y Komagawa Nakano en la línea Tanimachi.

El incidente ocurrió el 30 de noviembre, cuando un pasajero filmó al empleado de 40 años, que estaba parado en el compartimiento del conductor en la parte trasera del tren, con los ojos cerrados durante 11 segundos, mientras el vehículo estaba en movimiento. El pasajero más tarde envió el video al operador ferroviario, y la compañía no estuvo muy contenta con el hecho de que su empleado haya sido captado reposando la vista mientras estaba de servicio.

Para ser justos, debe señalarse una vez más que el empleado aparentemente dormido estaba en el compartimiento trasero del tren, y por lo tanto no era el miembro principal de la tripulación a cargo de la conducción, que se ubica en el compartimiento delantero. Además, dado que estaba de pie en ese momento, no pudo haber tenido un sueño particularmente profundo…

Aun así, aunque algunos puedan argumentar que una siesta de 11 segundos es simplemente “descansar la vista”, no es una buena imagen para alguien que se supone que está trabajando para garantizar la seguridad de cientos de pasajeros. Afortunadamente, Osaka Metro Co. informó que las acciones del hombre no tuvieron ningún efecto negativo en el movimiento del tren o en el funcionamiento de sus puertas. Sin embargo, la compañía calificó su comportamiento de “inaceptable”, y aseguró que se someterá a un entrenamiento exhaustivo, que se espera que logre mantenerlo despierto.