Medios

Los formatos de podcasts más utilizados

La consultora Edison Research publicó el informe anual “Infinite Dial”, que compila estadísticas sobre los hábitos mediáticos estadounidenses, y Mark Leonard, periodista colaborador de Medium, y autodefinido “estudioso de podcasts”, aprovechó la ocasión para analizar las distintas categorías de los podcasts, y brindar consejos y recomendaciones.


A continuación, sus conclusiones más relevantes:

En el Informe “Infinite Dial” 2017, Edison muestra un aumento constante en la cantidad de personas que escuchan al menos un podcast por mes: 24%. Y si no están impresionados con ese número, consideren esto: el 23% de los estadounidenses usa Twitter (Infinite Dial, 2017), y el 20% de los estadounidenses leen un periódico (Pew Research, 2016).

A medida que más personas los escuchan, más personas crean sus propios podcasts. Si sos una de esas personas, tendrás que decidir qué tipo de podcast vas a crear. ¿Vas a entrevistar a la gente? ¿Contarás historias sobre personas que hacen cosas increíbles en su industria? Tal vez solo quieras despotricar audiblemente online. Independientemente del motivo por el que desees iniciar un podcast, tendrás que decidir qué formato básico utilizar. Hasta ahora, he identificado estas siete fórmulas de podcast:

 

  1. Entrevista uno a uno

Este es el formato más común para los podcasts por una simple razón: es fácil de llevar a cabo. Todo lo que necesitas es un micrófono y una conexión a Internet, y prácticamente tendrás todas las herramientas necesarias para crear y publicar un podcast. Por supuesto, también necesitarás algunas habilidades: organización para agendar personas para entrevistar, práctica en entrevistas, y la disciplina para publicar con regularidad.

Hay muchos podcasts geniales que utilizan este formato para crear contenido interesante y útil para su audiencia. También hay muchas entrevistas realmente aburridas que hacen que el tiempo pase a un ritmo agónico.

Ejemplos:

 

  1. Comentarios individuales

Desde una perspectiva técnica, este también es un podcast fácil de realizar. Pero es más difícil de lo que piensan llevar un micrófono por tu cuenta. Se necesita un tipo especial de persona improvisar un monólogo durante determinado período de tiempo sin hacer el ridículo.

Por supuesto, no hace falta improvisar. Podés escribirlo todo previamente, que es lo que hacen muchos podcasters. El truco, entonces, es escribir y leer el guión como si estuvieras hablando conversacionalmente. En general, los podcasts no son como libros de audio. Los oyentes no esperan escuchar a alguien leer, quieren escuchar a alguien hablar.

Ejemplos:

 

  1. Panel (entrevista de invitados o debate)

Producir un panel de podcast requiere un poco más de trabajo. Primero, todos deben tener un micrófono, estén todos en la misma habitación o no. En segundo lugar, hay algunos obstáculos técnicos para salvar cuando se trata de grabar varias fuentes de sonido diferentes. Tercero, es complicado encontrar un día y una hora en que todos estén disponibles para grabar.

Dejando a un lado los desafíos, hay algunas ventajas reales de este formato. La responsabilidad de ser interesante se distribuye en todo el panel. Si la energía entre los miembros del panel es fuerte, escuchar una conversación entre varias personas opinando es siempre entretenido.

Ejemplos:

 

  1. Narrativa de no ficción

La narrativa de no ficción, o la no ficción creativa es un mundo gigante. Todavía no he descifrado del todo esta forma de podcasting, pero debido a todos estos formatos, creo que es el más difícil de hacer bien.

Muchos de los podcasts que escucho en este género se ejecutan en entre 20 y 25 minutos por episodio. Y para producir esos 20–25 minutos, es probable que un equipo de periodistas y productores haya grabado en algún lugar entre tres y cuatro horas de cinta, y hayan pasado varias horas escribiendo y editando guiones. Producir grandes historias de no ficción es laborioso y consume mucho tiempo. No es para los poco comprometidos. Sin embargo, estas son las piezas de las que uno puede sentirse más orgulloso, precisamente porque para crearlos se necesita mucho más trabajo.

Ejemplos:

 

  1. Narrativa de ficción

Al parecer no hay mucha gente que produzca directamente ficción en forma de podcast. Pero seguramente esto va a cambiar. Apuesto una bolsa de Augies que a medida que el podcasting se vuelva más popular, veremos más escritores de ficción publicando sus historias como podcasts basados ​​en series.

Ejemplos:

 

  1. Híbridos

Por supuesto, no es necesario atenerse a ninguno de estos formatos. Hay muchos podcasters que combinan diferentes elementos de estas formas para crear sus programas. Los dos ejemplos que se enumeran a continuación utilizan un monólogo o un comentario en solitario para comenzar su show, y luego pasan a una entrevista o al formato de panel de debate. Han desarrollado un programa con distintos segmentos, al igual que los programas tradicionales de radio y televisión.

Ejemplos:

 

  1. Contenido adaptado

Muchos programas de audio de larga data y eventos en vivo (The Moth) se han subido al tren del podcast a medida que aumenta la velocidad. Esto, para mí, es evidencia del creciente poder y el impulso del podcasting como plataforma de entrega de contenido.

Prairie Home Companion ha sido un show en vivo y un programa de radio durante décadas. Crear una fuente RSS para distribuir el show a través de directorios de podcast como Stitcher e iTunes es una tarea fácil.

¿Qué tipo de contenido ya existente podría ser fácilmente adaptado y distribuido a una audiencia más amplia como un podcast? Sermones, seminarios, talleres, e incluso obras de teatro son algunas de las posibilidades.

Ejemplos:

Vía