Interesante

Cómo evitar el spam en Gmail

Miles de millones de mensajes de Spam se envían todos los días, y es muy probable que algunos de ellos lleguen a tu bandeja de entrada de Gmail. Afortunadamente, no tenés que soportar ese flagelo. Veamos algunas formas de bloquear el correo electrónico no deseado en Gmail y deshacernos del Spam para siempre:


1- Usá las funciones Bloquear e Informar Spam

Gmail tiene algunas herramientas integradas en el servicio que permiten reportar spam y bloquear remitentes molestos. Son la forma más fácil de eliminar el spam que sigue llegando de una dirección.

Para reportar un mensaje como spam, primero abrilo en forma normal. Hacé clic en el menú de tres puntos en la esquina superior derecha del mensaje, y buscá el botón Informar Spam. Al hacerlo, informará a Google y lo enviará a tu carpeta de correo no deseado.

En el mismo menú, encontrarás una opción de «Nombre» para bloquear. Usa esto para evitar que esa persona te envíe más mensajes.

 

2- Archivar los emails en carpetas a través de filtros

No es necesario que dejes cada mensaje entrante en tu bandeja de entrada. Gmail ofrece filtros, que permiten ordenar los mensajes de manera inteligente en carpetas donde podés archivarlos según sea necesario. Por supuesto, para nuestros propósitos, son una excelente manera de bloquear correos electrónicos no deseados.

Para comenzar a hacer un filtro, marcá la casilla que aparece a la izquierda de un mensaje en tu bandeja de entrada. Luego hacé clic en el botón de menú de tres puntos que aparece debajo de la barra de búsqueda, y elegí la opción Filtrar mensajes como estos.

Primero, deberás completar los campos para configurar tu filtro. Simplemente podés incluir todos los mensajes de un remitente, o ser más específico al incluir el asunto, el tamaño o el estado del archivo adjunto. Una vez que estés satisfecho, hacé clic en Crear filtro para continuar.

Configurar las acciones de filtro

A continuación, deberás decidir qué sucede con los mensajes que coinciden con los criterios anteriores. Aquí tenés varias opciones. Si estás seguro de que todos los mensajes en este filtro son basura, marcá Eliminar.

Para obtener un enfoque más seguro, pero que aún ayude a bloquear el correo spam en Gmail, probá usar la opción Omitir la Bandeja de Entrada (Archivarlo), que evitará que aparezca en tu lista principal de mensajes. Combinalo con Aplicar Etiqueta y la etiqueta que crees (como por ejemplo Potencial Spam), y podrás revisar los posibles mensajes no deseados a tu conveniencia sin que obstruyan tu bandeja de entrada.

Si deseas que tu filtro también se ejecute en los mensajes actuales, marcá la casilla También Aplicar Filtro a las Conversaciones Coincidentes. Cuando hayas terminado, hacé clic en Crear filtro y listo. Este pequeño paso te ayudará a deshacerte de los correos electrónicos no deseados en Gmail.

 

3- Registrate en los sitios que usan alias de Gmail

Una de las herramientas más sólidas para combatir el spam de Gmail se esconde justo debajo de tu nariz. Podés crear una cantidad infinita de direcciones de alias agregando puntos o signos de más en su dirección de correo electrónico.

Por ejemplo, digamos que tu dirección de correo es [email protected]. Si querés inscribirte en un sitio web llamado Free Stuff Inc., pero temés que pueda ser spam, podés ingresar [email protected] como tu dirección de correo electrónico en el sitio. Todos los mensajes de ese remitente aún llegarán a tu bandeja de entrada, pero podés usar los filtros como se describen anteriormente para eliminar el spam de esa fuente.

Para hacerlo, seguí los pasos de la sección anterior. Sin embargo, en lugar de filtrarlos por el campo Desde, filtralos por el campo A. Introducí tu dirección de alias (como [email protected]) aquí, y podés enviar todos los mensajes enviados a ese alias a tu correo no deseado u otra carpeta. Si usás un alias único para cada sitio en el que te registras, podés verificar cuánto correo recibís de cada uno. Esto te ayuda a determinar qué sitios son los peores para el spamming.

 

4- Dessuscribirte para mantener las suscripciones bajo control

En muchos casos, una bandeja de entrada desbordada no se debe al exceso de spam, sino a demasiados boletines y otros mensajes automatizados en los que te suscribiste. Es fácil inscribirse en las listas de correo electrónico para obtener ofertas exclusivas de compras, noticias sobre tus bandas favoritas y similares, pero, ¿con qué frecuencia las lees?

Tomate un tiempo para revisar las suscripciones de correo electrónico. Si no has abierto un mensaje de un remitente en meses, debes darte de baja para reducir el ruido. La mayoría de los boletines por correo electrónico legítimos incluyen un enlace para cancelar la suscripción en la parte inferior que facilita el proceso. En caso de que no veas uno, hacé clic en la flecha desplegable debajo del nombre del remitente y buscá la opción Cancelar suscripción de este enlace del remitente.

 

5- Protegé tu dirección de correo electrónico

Una de las formas más importantes de detener el spam en Gmail es evitar que lleguen en primer lugar. Pensá dos veces antes de ingresar tu dirección de correo en un sitio web en el que no confiás plenamente. Lo ideal es configurar una cuenta separada que uses para sitios web generales, y usar tu cuenta de Gmail solo para mensajes personales.

Si deseas ir más lejos, también podés intentar usar servicios de correo electrónico desechables. Estos te permiten acceder a una bandeja de entrada temporal a corto plazo para obtener códigos de confirmación u otros mensajes rápidos. Al hacerlo, mantendrás la privacidad de tu dirección de correo electrónico real y, al mismo tiempo, te permitirá acceder a las solicitudes de inicio de sesión o similares.

Vía