Medios

Los obstáculos de la verificación de datos en Instagram

Dos semanas atrás, Facebook anunciaba que sus partners estadounidenses de verificación de datos comenzarían a recibir informes diarios sobre piezas sospechosas de contenido difundidas en Instagram, y se espera que analicen su veracidad, como parte del programa internacional de Facebook para combatir la desinformación.


Desde entonces, al menos tres imágenes que se volvieron virales en la red social han sido marcadas como «falsas» por los verificadores con sede en los Estados Unidos: una por Science Feedback, otra por Lead Stories, y la última por PolitiFact.

Después de dos semanas de trabajo, estos tres verificadores de datos están de acuerdo: todavía están aprendiendo cómo trabajar con esta nueva característica, pero ya pueden ver un margen de mejora.

Science Feedback, una ONG creada para verificar la información online sobre ciencia, desmintió un meme que afirmaba de manera inexacta que hace unos días varios plátanos habían sido inyectados con sangre contaminada con VIH.

La imagen falsa, que muestra un plátano con un punto rojo y redondeado justo en el medio, se publicó en Instagram el 26 de julio, y aún era muy popular hasta esta semana. El martes, la imagen tenía alrededor de 300 me gusta y se podía ver fácilmente en la plataforma, a pesar de que Science Feedback había publicado un artículo que explicaba que «la decoloración roja en las frutas es el resultado de enfermedades de las plantas, no debido a la inyección de sangre», y había etiquetado esta publicación como falsa.

Maarten Schenk, cofundador de Lead Stories, señaló una observación interesante: muchas publicaciones de Instagram que se informan a Facebook como sospechosas, consisten en capturas de pantalla móviles tomadas de otras plataformas.

«En Instagram, he estado viendo muchas capturas de pantalla móviles que muestran conversaciones mantenidas en WhatsApp, Telegram, Facebook… Algunas veces, incluso están capturando capturas de pantalla», dijo.

El 20 de agosto, Lead Stories etiquetó como falsa una publicación que afirmaba que los usuarios de Instagram podían modificar su acuerdo con la plataforma simplemente publicando una imagen específica con jerga legal. Eso no era cierto, pero se volvió viral de todos modos, en Instagram y en Facebook. Y, solo gracias a ese hecho, Schenk pudo marcar esta información como falsa en ambas plataformas.

“Antes de seleccionar en qué publicación de redes sociales deberíamos trabajar, generalmente clasificamos nuestra cola por la publicación más reciente y también por su viralidad. Como en Instagram no tienes acciones, las publicaciones de Instagram nunca aparecen en la lista de viralidad”, explicó. «Así que tenemos que asegurarnos de que nuestro equipo también eche un vistazo a la lista de Instagram».

Desde 2016, cuando se lanzó el Third Party Fact-Checking Project en Estados Unidos, los verificadores han estado utilizando una herramienta especial, llamada Claim Check y diseñada por Facebook, para recibir todo el contenido que puedan verificar.

Con respecto a las publicaciones de Facebook, la herramienta generalmente muestra el día en que se publicó un texto, una foto o una imagen. También revela cuán viral es en un determinado momento, al señalar la cantidad de acciones que tiene. Con Instagram, no lo hace. Por lo tanto, se instará a Facebook a desarrollar nuevas formas de medir qué tan popular es una pieza de contenido en esta segunda plataforma, para ayudar a los verificadores a decidir qué necesitan chequear primero.

Daniel Funke, periodista de PolitiFact, dijo que ve cero información sobre cuán viral es una publicación de Instagram cuando usa la herramienta que tienen los verificadores de datos. Para obtener esa información, necesita hacer clic y abrir cada una de las publicaciones informadas de Instagram, lo que lleva mucho tiempo.

El pasado lunes, desmintió una imagen que enumeraba 12 restaurantes y cadenas alimentarias como partidarios de la campaña de reelección 2020 de Donald Trump. La información se consideró falsa y se etiquetó como tal.

Para informar contenido sospechoso en Instagram, los usuarios de EE. UU. deben hacer clic en los tres puntos en la esquina superior derecha de cada publicación, elegir la opción «es inapropiado», y luego «información falsa». Por ahora, las publicaciones solo están siendo revisadas por verificadores de datos estadounidenses, y todos deben ser signatarios del Código de Principios de la Red Internacional para participar en el programa.

Vía