19.7 C
Buenos Aires
miércoles 27 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Tras el procesamiento, Macri volvió a apuntar contra Kirchner. Una parte de la oposición lo apoya y el resto pide que no se victimice

El día después de conocido el procesamiento de Mauricio Macri en la causa de las escuchas ilegales y espionaje, el Jefe de Gobierno porteño volvió a vincular su situación judicial con un «armado político» del kirchnerismo. Hubo repercusiones tanto desde los referentes de la oposición como desde sus aliados.

En un acto político en Lanús y ante un grupo de militantes Pro, Macri aseguró que no tiene nada que ver con las escuchas ilegales, criticó a Oyarbide reclamando que los jueces estén «al servicio de todos y no del poder de turno» y cargó contra Néstor Kirchner, deslizando que la causa en su contra es una maniobra política para correrlo de la carrera presidencial. «Los que manejan la SIDE son ellos, los que utilizan al Estado son ellos, los que se enriquecen usando al Gobierno, son ellos», dijo refiriéndose al kirchnerismo.

El viernes el juez federal Norberto Oyarbide dictó el procesamiento de Macri encontrándolo «partícipe necesario» de una organización ilegal armada para escuchar y espiar gente. La misma figura les correspondió al ex ministro de Educación, Mariano Narodowski, y a los ex jueces de Misiones Horacio Gallardo y José Luis Rey. Además amplió el procesamiento del ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge «Fino» Palacios, detenido junto a Ciro James, ejecutor del espionaje.

Ayer continuaron las repercusiones. Entre pedidos de interpelación, reclamos de renuncia y amenazas de avanzar en un juicio político, algunos dirigentes de la oposición al Jefe de Gobierno coincidieron en exigirle que deje de victimizarse. En ese sentido se pronunciaron Aníbal Ibarra (FPP), ‘Pino’ Solanas (Proyecto Sur), Daniel Filmus (Frente por la Victoria), Rubén Giustiniani (Socialismo), Fernando Sánchez (Coalición Cívica), Roy Cortina (Socialismo), Francisco Nenna (Frente por la Victoria) y Silvana Giudici (UCR).

Sin embargo se escucharon también otras voces que apoyaron la postura de Macri en cuanto a que la causa es un armado político del gobierno kirchnerista. Así se expresaron Eduardo Duhalde, Elisa Carrió (Coalición Cívica) y Ernesto Sanz (UCR).

Desde el propio sector de Macri, uno de los que salió a defender al Jefe de Gobierno porteño fue su aliado político, el diputado nacional Francisco De Narváez, y lo hizo a través de Twitter: «Confío en Mauricio. Va a seguir gobernando la Ciudad. Y ante la Justicia demostrará su inocencia», escribió en la página web que se transformó en la herramienta de comunicación predilecta de los militantes Pro. También expresó su solidaridad Felipe Solá, éste a través de un comunicado de prensa.

Más información
www.clarin.com/diario/2010/05/16/elpais/p-02196074.htm
www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1265241
www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/1-46793-2010-05-16.html

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último