Interesante

Médico alemán salva una vida inspirado en Dr. House

El paciente presentaba un cuadro clínico extraño y poco común. El doctor logró resolver el caso tras recordar un episodio de la séptima temporada de la serie.

En la ciudad alemana de Marburgo, un médico logró salvar una vida inspirado en el famoso -y cínico- personaje televisivo. Los hechos tuvieron lugar en 2012 en el hospital Universitario de esa localidad. En el mes de mayo acudía un paciente con un extraño cuadro clínico.


El caso se dió a conocer tras su publicación en la versión digital de la revista médica «The Lancet», cuya versión impresa sale a la luz esta semana. Según el artículo, todo comenzó cuando un varón de 55 años acudió al centro médico tras haber sufrido una grave insuficiencia cardiaca. «Su historial clínico no presentaba problema alguno salvo el hecho de que le habían sido colocadas dos prótesis de cadera», cuenta en The Lancet Juergen Schaefer, médico a cargo del caso.

No era solo la insuficiencia cardiaca lo que preocupaba a Schaefer, pues «el paciente estaba casi sordo y ciego, presentaba una fiebre cuyo origen desconocíamos, hipotiroidismo y esofagitis». Ante la gravedad del asunto, Schaefer comenzó a investigar las causas cuando recordó el episodio once de la séptima temporada de ‘Dr. House’ «que habíamos utilizado en el hospital para dar una clase a varios estudiantes» y fue entonces cuando empezó a sospechar que su paciente podría sufrir una intoxicación por cobalto. Caía como anillo al dedo: en el citado episodio, el atípico doctor interpretado por Hugh Laurie descubre que una de las pacientes sufre una intoxicación de este tipo debido la colocación de una prótesis de cadera defectuosa.

Schaefer estaba en lo cierto. Tras someter al paciente a distintas pruebas, el equipo médico de Marburgo comprobó que los niveles de cobalto y cromo en la sangre del paciente eran mayores a los normales y que habían sido provocados por la colocación de una prótesis defectuosa, la del lado izquierdo. El centro médico inició el tratamiento y procedió a la sustitución de la prótesis en mal estado lo que provocó que, un año después de los hechos, el paciente no presentara fiebres de origen desconocido ni tampoco inflamación del esófago. La ceguera y la sordera, lamentablemente, solo mejoraron «ligeramente», cuenta el doctor.

Con su artículo en Lancet, llamado «Intoxicación por Cobalto diagnosticada gracias a la ayuda de Doctor House», Schaefer pretende incidir en el hecho de que este tipo de intoxicaciones derivadas de la utilización de prótesis en mal estado supone «un problema cada vez más frecuente así como un peligro real para la vida».

Schaefer, que se declara «fan de House», defiende el valor de la serie tanto para la formación de los médicos como, más raramente, para el diagnóstico de casos difíciles. «Utilizo episodios de House en clase desde hace cinco años para atraer la atención de los estudiantes hacia enfermedades inusuales», declaró a La Vanguardia. «Esta estrategia educativa puede sonar extraña, pero es muy efectiva».

Adelanto del capítulo de Dr. House sobre el caso de intoxicación con cobalto (en inglés):