lunes 17 de diciembre
Medios

Respuestas prefabricadas, historia del copyright, selfies indignantes, la bomba suiza, originalidad sobrevalorada

Cada fin de semana, una serie de lecturas para pasarse entretenido frente a la pantalla sin gastar un peso.

Respuestas pre-fabricadas para no discutir en internet (Invasion Abisal)
Los comentarios al pie de los artículos en internet son una muestra inmaculada del pensamiento de individuos y sociedades de nuestros tiempos. La ira contenida, el alfabetismo funcional, la tendencia al juicio, se evidencian día a día en redes sociales y foros virtuales. El que ejerce la crítica a la ligera —o con desmedida rapidez— se asume en una posición de poder y en ocasiones de superioridad moral. Desafortunadamente en la mayoría de los casos sus argumentos se sostienen sobre falacias lógicas, especulaciones conspiratorias, tendenciosidades varias y, lo peor de todo, razonamientos fanatistas. Hace poco leí a alguien sugiriendo en Facebook una pertinente variación de la tradicional frase mexicana “le echa mucha crema a sus tacos” (se cree mucho): “le echa mucho limón a sus tacos”.Historia del copyright (Partido Pirata)
Rick Falkvinge, fundador del primer Partido Pirata empezó a publicar el 1º de febrero 2011, en su blog, una serie de siete capítulos llamada Historia del Copyright. “En esta serie de siete capítulos escribiré sobre la historia del copyright desde 1350 hasta nuestros días. Esa historia, en los libros de Historia, es muy diferente de lo que normalmente oímos por parte de la industria de copyright hoy.”10 selfies que han causado indignación (De10)
Todos, o casi todos, hemos sido víctimas de la nueva moda en fotos conocida como selfie. En la calle, con amigos, con la novia, en el gimnasio, son lugares comunes para hacer estas fotografías, la selfie, palabra que fue clasificada como la palabra del año en 2013 por el diccionario Oxford. Las selfies ha sido pieza importante de momentos históricos como el funeral del líder sudafricano Nelson Mandela; la última edición de los premios Oscar e incluso, de accidentes aéreos pero, ¿te imaginaste que fueran utilizadas en lugares como, por ejemplo, en la cama, después de un encuentro íntimo o el funeral de tu abuela o por qué no, la burla de un indigente? Porque sí las hay.Cuando Suiza quiso su bomba atómica y tuvo un siniestro nuclear (La pizarra de Yuri)
Apenas tres meses después de que los Estados Unidos dieran a conocer al mundo el poder del núcleo atómico mediante los bombardeos contra las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, el profesor Scherrer publicó un artículo divulgativo en la edición vespertina del periódico Neue Zürcher Zeitung de 28 de noviembre de 1945 con el título “Fundamentos físicos y técnicos de la energía atómica.” Le siguieron varios más, que cautivaron el interés del público, incluyendo a los políticos y los militares; quienes, como buena parte del mundo por aquel entonces –visto lo visto en Hiroshima y Nagasaki–, tampoco necesitaban una persuasión extrema para convencerse de que no sería mala idea echar un vistazo a eso de la energía atómica, tanto en su vertiente civil como en la militar.La originalidad está sobrevalorada (Yorokobu)
¿Puede ser la originalidad una estrategia de marketing de la sociedad del espectáculo? Atendiendo a la Historia del Arte, no es hasta las vanguardias cuando se comienza a valorar la originalidad como diferencia entre la obra contemporánea y la precedente, entre la obra de un autor concreto y la de los demás.


 

Dejar un comentario