miércoles 12 de diciembre
Interesante

Qué son, para qué se usan y otras respuestas sobre los drones

Odio frustrar tus sueños de “Top Gun”, pero hay algunas cosas que deberías tener en cuenta antes de comprar un dron o avión no tripulado.
Seguramente te imaginarás que los drones más recientes están aún muy lejos de los aviones militares no tripulados que diestramente patrullan los cielos. Aunque ya no son los juguetes ultra geek que los aficionados construían desde cero. En cambio, ahora son ligeros, están listos para usar al salir de la caja, son relativamente baratos y pueden ser controlados con el smartphone que llevas en el bolsillo.
De hecho, 16 empresas fabricantes y distribuidoras de drones mostraron sus modelos en el CES Internacional de este año en Las Vegas, en comparación con apenas cuatro que lo hicieron en el CES de 2014 .
Pero, ¿qué se puede hacer con estas cosas? ¿Cómo funcionan? ¿No hay límites legales en lo que se puede hacer con ellos y dónde pueden volar? ¿Cómo se arreglan? ¿Cuándo mágicamente los drones comenzarán a dejar caer paquetes en la puerta de las casas? Y ¿qué tan seguros o peligrosos son?
Acá, algunas respuestas a esas preguntas básicas sobre esta maravillosa novedad.


Fundamentos de diseño
La mayoría de los drones o aviones no tripulados personales son ‘quadcopters’, un elegante término que podrás usar en tu próxima fiesta, si ves a uno de estos drones sobre vos y tus amigos listo para tomarles una foto. Esto significa que cuatro rotores son los encargados de levantar y mover el avión no tripulado, lo que les da estabilidad y los hace relativamente fáciles de volar.
Algunos drones vienen en tamaños minúsculos, tanto como para caber en una mano, mientras que otros miden más de 50 centímetros de largo. Muchos tienen cuerpos aerodinámicos y pesan menos de medio kilo. Sin embargo algunos llegan a pesar hasta 3 kilos. Vienen en gran variedad de colores y muchos pueden ser personalizados por pura diversión. Pero no te dejes engañar: volar una de estas cosas no es tan fácil como se podría esperar, aunque su nivel de dificultad varía según el modelo que deseas.
Algunos aviones funcionan con un mando a distancia de botones táctiles, lo que permite operar el avión no tripulado sin mirar hacia abajo. Otros se conecten a un teléfono inteligente o tableta para controlarlos por medio de una aplicación que hace las veces de control remoto del drone. Si bien esta última es una solución más conveniente (económicamente hablando), puede resultar más compleja, ya que no se puede sentir la diferencia entre botones en una pantalla de vidrio.

Divertido mientras dura
Los drones utilizan una gran cantidad de energía en un corto período de tiempo. Mientras algunos sólo vuelan, muchos de ellos toman simultáneamente fotos o videos, que son enviados de vuelta a otro dispositivo. Algunos se conectan al GPS de tu teléfono para que te sigan mientras caminas (porque eso no es raro en absoluto, ¿verdad?). También se conectan continuamente para usar aplicaciones portátiles o mandos a distancia, conocidos como controladores de vuelo.
Al comparar ocho modelos de aviones no tripulados personales, de ocho empresas diferentes, encontramos que la vida de la batería osciló entre los 18 a 25 minutos para cada dispositivo. La batería del ‘Parrot Bebop’, que tiene una duración de hasta 22 minutos, se tarda una hora en cargar. Dicho esto, es probable que desees comprar un avión no tripulado que venga con una batería adicional -o por lo menos comprar un repuesto.

Volar dentro de los límites
Antes de enviar tu cámara espía a despegar de la tierra, deberás familiarizarte con algunas pautas de la Fuerza Aéreas de tu país. En algunos lugares las empresas que tienen aviones no tripulados deben regirse por un límite máximo de 122 metros, lo que les impide volar por encima de esa altura.
Yuneec Electric Aviation, una compañía en la que casi todos sus altos ejecutivos son pilotos, va un paso más allá. Sus drones personales, incluido su modelo Q500 Typhoon, tienen una base de datos que les impide volar dentro de los cinco kilómetros de un aeropuerto. Esta característica viene activada de forma predeterminada.

Todo lo que sube tiene que bajar
Tené en cuenta que si vas a comprar un avión no tripulado, es muy probable que pronto deberás pagar por algunas reparaciones de tu dron. Varios modelos de aviones no tripulados se han diseñado pensando en la durabilidad, con el objetivo de ayudar a prevenir las reparaciones excesivas. Algunos tienen rotores suaves que protegen el cuerpo de la aeronave si aterriza en la cerca de tu vecino mientras tomabas fotos de su nueva piscina. El ‘Parrot’s Rolling Spider’ y el ‘Jumping Sumo’ tienen ruedas en sus lados que les ayudan a moverse y a protegerlos de accidentes.
Las reparaciones podrían costar muy poco si, por ejemplo, sólo necesitás comprar un tornillo o una hélice. Pero algo así como un nuevo registrador de vuelo podría costar varios cientos de dólares.
La mayoría de la gente no sabe lo que necesita un avión no tripulado, por lo que en ocasiones habrá que enviarlo directamente a la empresa para que determine el tipo de reparación. Esto significa gastos de envío hacia y desde la empresa, así como otros extras en caso de que el dron deba ser reparado en otro lugar. Estas reparaciones podrían costar tanto o más que el propio avión no tripulado.
Así que, cuando busques el modelo de avión no tripulado ideal para vos, deberás fijarte también en las políticas de reparación de la empresa. Y si es un modelo con repuestos disponibles y fáciles de conseguir.

Cámara BYO
Es probable que cámaras como las del Parrot Bebop Drone con su sensor de estabilización y los tres ejes del Yuneec Q500, que gira la cámara del drone para ver desde varios ángulos, hayan sido diseñadas con el drone en mente para hacer más útiles sus funciones.
Algunos de los drones con robótica 3D vienen con sus propias cámaras. Aquellos que no lo hacen están optimizados para cámaras GoPro. Esto podría ser una molestia adicional para las personas que no quieren comprar otro dispositivo. Por otro lado, la cámara GoPro se puede utilizar por sí sola cuando no está siendo usada con el drone.
Al menos un avión no tripulado, el ‘palm-sized Zano’, tiene una función para tomar autofotos (selfies) o “dronies”, como los chicos ‘cool’ le dicen ahora. Este método es mucho más impresionante que el uso de un palo para selfies.

Ahora, Amazon desea implementar en sus sitemas de entregas a los drones, la compañía solo está a la espera del soporte legal y normativo para llevar su plan adelante.

¿Te imaginaste alguna vez recibir tus compras y paquetes gracias a un avión no tripulado? Los drones se han convertido en algo mucho menos confuso y más ‘cool’ en muy poco tiempo, pero todavía hay barreras y legislaciones por resolver para darles vuelo alto a estos dispositivos y sus múltiples usos.

Vía

 

Dejar un comentario