martes 16 de octubre
Interesante

Hello Barbie, la nueva muñeca con la que se podrá conversar

Internet llega a los juguetes y ahora Barbie también va a poder mantener conversaciones: la compañía Mattel planea introducir en el mercado Hello Barbie, una versión con wi-fi de la icónica muñeca que utilizará el sistema ToyTalk, que permite analizar el discurso de los niños y dar respuestas coherentes.


Cada vez es más común que se pueda conversar con los sistemas operativos de computadoras, tablets o teléfonos. De hecho, la mayoría de las personas que tienen un iPhone seguramente habrán pasado varias minutos hablando con Siri, el asistente personal basado en un software inteligente que puede responder preguntas y hacer recomendaciones. Esta modalidad también es desarrollada por la empresa ToyTalk, que crea divertidos personajes para los más pequeños, capaces de conversar con ellos y ha diseñado entretenidas aplicaciones, por ejemplo, un zoológico donde los niños pueden charlar con los animales.

Sin embargo la compañía ampliará el desafío y pasará de hacer creaciones para la pantalla del celular a realizar creaciones tangibles que los chicos puedan sostener en sus manos. Oren Jacob, jefe ejecutivo de la empresa, expresa que esperan que cuando la nueva Barbie este lista tenga miles y miles de cosas para hacer y se pueda hablar con ella por horas.

maxresdefault

Como consecuencia de este avance tecnológico surgen diferentes cuestionamientos, uno de ellos es si el potencial de estos juguetes inteligentes no afectan la imaginación, el aprendizaje y el desarrollo social de los niños.

Un estudio reciente encabezado por un grupo de investigadores de la Universidad de Georgetown comparó dos grupos de niños pequeños. Uno de ellos jugó con lujosos juguetes que habían sido programados para que digan el nombre del niño y decir que les gustaba la misma comida y la misma música, mientras que el otro conjunto estuvo en contacto con juguetes de la misma calidad que llamaban a cada uno “Pal” y tenían diferentes gustos. Cuando los personajes proponían ciertas actividades matemáticas a través de la pantalla, como ordenar tazas en orden, el primer grupo tuvo una actuación mejor en comparación a aquellos que jugaron con elementos menos personalizados.

Sandra L. Calvert, una de las que condujo la investigación, explicó que aquellos objetos capaces de personalizar sus respuestas pueden tener un buen efecto sobre los chicos y pueden mejorar su aprendizaje. No obstante, precisó que “el impacto del juguete dependerá de su profundidad en su habilidad para la conversación” y será tan bueno en eso como lo sea su programador.

 

Dejar un comentario