martes 18 de septiembre
Medios

Tras 6 años preso, un bloguer iraní afirma: “Internet ha cambiado. Para peor”

El periodista y bloguero iraní Hossein Derakhshan publicó su primer ensayo desde su liberación, luego de pasar seis años en la cárcel, en el cual analiza cómo Internet ha cambiado desde sus días de periodista.


Derakhshan, pasó seis años en la cárcel debido a su actividad como bloguer. Se lo conoce como el “Blogfather”, o “Padre de los blogs” iraní. La revolución de los blogs llegó a Irán a principios del año 2000, y cuando se habla de ésta, a menudo se menciona a Derakhshan.

En su primera obra en inglés (“The Web We Have to Save – The rich, diverse, free web that I loved — and spent years in an Iranian jail for — is dying. Why is nobody stopping it?”) desde su liberación, el ensayo de Derakhshan analiza cómo Internet ha cambiado desde sus días, en los que fuera el escritor más seguido en la web iraní. El punto decisivo del ensayo aborda problemas que muchos activistas de Internet vienen criticando desde hace años: la pérdida de poder ante las grandes corporaciones de la web como Facebook, Twitter y Google.

La metáfora que utiliza Derakhshan para ilustrrar su mensaje es la televisión, describiendo la estructura actual de Internet como “televisión-Internet”:

“Pero la transmisión, aplicaciones móviles, e imágenes en movimiento: Todas muestran un recorrido de una Internet-libros a una Internet-televisión. Parece que hemos ido de una forma de comunicación no lineal (nodos y páginas web y links) hacia una forma lineal, centralizada y jerarquizada. La web no fue concebida como una forma de televisión cuando se inventó. Pero nos guste o no, rápidamente se está pareciendo a la TV: lineal, pasiva, programada y encerrada en sí misma. Cuando accedo a Facebook, mi televisión personal comienza.”

El dominio de las redes sociales y su vínculo con las estructuras de control corporativo son definidas por Derakhshan como el principal peligro para las libertades en la red. Derakhjham no critica la política iraní, pero sí señala la impotencia de un país como Irán en este nuevo orden “televisión-Internet”:

“Ser vistos es algo a lo que nos tenemos que acostumbrar y vivir con ello, tristemente, no tiene nada que ver con el país donde residimos. Irónicamente, aquellos estados que cooperan con Facebook y Twitter saben mucho más sobre sus ciudadanos que otros, como Irán, donde el estado tiene un fuerte control de Internet, pero no tiene acceso legal a las compañías de las redes sociales.”

Vía

 

Dejar un comentario